Әдебиет - ұлттың жаны. Ұлттық сана, тағдыр, жан жүйесі - көркемөнердің басты тақырыбы. Таптық жік арқылы әдебиет жасалмайды...
Жүсіпбек Аймауытұлы

29 тамыз 2014 1005

Esenberlin Ilyas "Ideas esenciales"

Негізгі тіл: "Мысли о главном"

Бастапқы авторы: Есенберлин И.

Аударма авторы: not specified

Дата: 29 тамыз 2014

IDEAS ESENCIALES

CAPÍTULO 1

EL SENTIDO DE LA VIDA

Hoy iba por la calle y pensaba en lo que es más importante en mi vida. Estaba en la flor de la vida y me parecía que tengo todo, pero sentía un vacio dentro de mí. "La Vida cada día se va más y más rápido, días, semanas, meses, años, a veces, me falta tiempo para entender lo vivido. A veces me parecen iguales los años vividos, no puedo acordarme con exactitud los acontecimientos ciertos, en qué año, cuándo exactamente lo pasó, o, al contrario, recuerdo el año, pero es tan parecido a otros que me pierdo en definir por qué es diferente. Si todos los garfios se parecen y que con tiempo se juntan en un solo amasijo gris, entonces, ¿para qué estoy viviendo?" Me atormentan mis pensamientos. El pensamiento de mi inutilidad, de la inutilidad de la existencia no me abandonan. Pienso qué pena que no está ahora conmigo mi querido padre, quizás, él lo comprendería y me lo explicaría todo. Y, de repente, el padre se pone a hablar conmigo, con la voz suave y tierna, conocida hasta el dolor.
ILYAS: ¡Hijo Kozyzhan! No te aflijas, en la vida siempre hay períodos difíciles, no te desesperes, ya que la vida es tan hermosa y asombrosa, El Dios nos creó para la felicidad, sin duda ninguna, quería que vivamos una vida alegre. Indudablemente, la fuente de la tristeza y la alegría de todas las personas está en nuestra vida. Puede ser compleja y difícil, pero, de todas maneras, siempre es hermosa como todo que creó El Dios.
KOZYKORPESH: Padre, ¿y por qué hoy muchas personas pasan la vida no en la alegría, sino, en gran medida, en la melancolía y la tristeza? ¿Por qué la mayoría de las personas en la tierra están infelices?
ILYAS: Sí, probablemente, tienes razón, hijo, hoy muchos viven sin alegría en el corazón, en la mayoría de las personas los problemas materiales llenaron sus corazones y no pueden disfrutar la vida. Les parece que toda la vida sólo son preocupaciones por conseguir un pedazo del pan, aunque muchos tienen suficiente, pero quieren más todo el tiempo y en su corazón no hay satisfacción y agradecimiento al Dios por el don hermoso que es la vida. El Dios les dió a cada persona un a oportunidad de amar y conocer el mundo, pero, en la mayoría de los casos, las personas no aprovechan este don hermoso del Dios que es amar la vida. El ser humano tiene una vida larga y, de todas formas, no consigue conocer todo. Es que la aspiración eterna al conocimiento representa la enigma principal para el ser humano. Imáginate, aquí muere una persona. Alrededor de él se han reunido las personas mas cercanas. La persona, en un instante, exhalará el último suspiro, pero su mirada sigue brillando y reflejando el deseo de vivir, pues, conocer. ¿Qué importancia tienen los años pasados en trabajo, preocupaciones y vanidades? Muriendo, el ser humano igual ama la vida. Amar la vida significa amarla siempre, en alegría y dolor, y no perder nunca este don de amar; tal vez, es la más importante condición para estar feliz. Hay pocas personas en el mundo que saben mantener el amor a lo largo de la vida. Envejecen, caducan, pero sus corazones, sufridos de los infartos, siguen siendo llenos de amor. Estas personas me recuerdan a los custodios de los tesoros valiosos. Porque en el mundo no existe, en mi opinión, el tesoro mayor que el amor. Se puede llamar a tales personas los custodios del amor eterno. Estas personas asombrosas que siempre tienen el amor en su corazón, hay pocas en el mundo, pero son únicas, que, a pesar de los problemas de la vida, permanecen verdaderamente felices. Hay que aprender a querer la vida y alegrarse de ella, a pesar de los problemas, preocupaciones y dolores, tan frecuentes en nuestra vida. Y la segunda condición no es menos importante:
Hay que tener un objetivo en la vida. Cada persona debe tener un objetivo hermoso, por el cual valdría la pena vivir, es necesario comprender claramente el sentido de la vida. Las leyes de la naturaleza son simples y al mismo tiempo complicados. La gente es sólo una parte de la naturaleza. La caña que piensa. La tarea de los seres humanos, mejor decir, su razonamiento consiste en conseguir el acuerdo con todo lo que le rodea. Con las montañas y las llanuras, los animales y los pájaros. Por que el futuro, al que aspira, para el cual uno trabaja, debe ser igual de armonioso, como esta humeante frescura de la tierra viva.

KOZYKORPESH: Papá, como siempre, me das los consejos verdaderamente sabios. Has vivido una vida asombrosa, dura y difícil, pero gracias a tu capacidad de amar, amar al Dios, las personas, la tierra y también tener un objetivo de vida que eran, indudablemente, tus obras, libros, has vivido una vida feliz. A pesar de tu capacidad de amar la vida, recuerdo, cómo odiabas muchas cosas de nuestra vida. 

CAPÍTULO 2

EL AMOR Y EL ODIO

ILYAS: Tienes razón, mi querido, es imposible vivir feliz y amar todo que te rodea; sin duda, odiaba mucho de este mundo, no amaba todo lo malo, todo que impide vivir. Acordándome de mi vida, recuerdo solamente lo bueno, siempre intentaba superar todo lo malo, lo malo de la vida y hacer lo más importante que consideraba necesario para el pueblo. Cada edad trae a la persona sus alegrías. Ante el empuje y la impertinencia de la juventud la vida abre generosamente sus misterios. Una persona joven está llamada a la hazaña por el sueño de decir al mundo lo que todavía nadie le ha dicho. En los años maduros las personas están felices por comprender que pasó la vida dedicada al trabajo honesto para las personas, para sus hijos. ¡La alegría de los niños establece tu alegría, el dolor de los niños es tu dolor, y no hay en la vejez una persona más feliz que la que dió al hijo las alas fuertes, la mente clara y el corazón caliente! Es el valor básico de la vida. Pero hay una medida de la felicidad más que es el honor y la consciencia pura, sin manchas de traiciones o engaños.

Simplemente hay que odiar todo lo malo que tiene la vida: mentira, traición, envidia, avidez. Con frecuencia, las personas no pueden oponerse a lo malo. En vez de buscar en otra persona los rasgos buenos, comenzamos a buscar lo malo y, claro que lo encontramos, puesto que todas las personas son imperfectas. Uno que puede comprender a otro con la mente y corazón, realmente está feliz. La generosidad de la alma y la razón le hace a una persona más rica, sublime y hermosa. Y, desde luego, da pena uno que ha creado un mundito pequeño en su alma, igual que un puño, y vive dentro y lo admira. La gloria propia, el interés y la carrera son los ídolos a los cuales rezan los infelices. No pueden resignarse con el talento y la vocación que El Dios presenta a unos, que no se lo pueden comprar por nada del mundo. Atormentarse por la envidia al talento, organizar pequeños envenenamientos y herir su alma con los chismes y las calumnias es el destino de estas personas. La envidia es el problema vetusto del pueblo kazajo, un gran Abay fuertemente se afligía sobre esta mala cualidad que devora a las personas. Аbay decía que los kazajos, a menudo, suscitan con intención uno a otro provocando la envidia con sus acciones incorrectas, que es una infracción a la ley del Dios, estas acciones contradicen al sentido común.
Realmente, al entrar una vez la envidia en el corazón, destruye todo el cuerpo y nos hace perder la razón. En la época del zarismo, sabiendo que la envidia ampliamente esta difundida entre el pueblo kazajo, los funcionarios siempre lo recordaban y aprovechaban en sus intereses. Igual que los niños, ellos tuvieron la envidia mortal uno a otro. Es un placer dirigir las personas como estas. ¡Quieres castigar una persona, dále un premio ante todo el mundo!” Sabes, hijo mío, aunque en la vida encontraba más las personas buenas, las personas malas, envidiosas, constantemente me impedían trabajar, pues, no consiguieron nada,y, de todas maneras, seguía escribiendo los libros, pero mi sangre me la echaron a perder . ¡A veces creen que a una gran persona no le importa la envidia ni los envidiosos! ¡Es mentira! Las personas talentosas habitualmente son susceptibles a otros, pero en su orgullo no lo muestran que les importa la opinión injusta; dicen que en el cuarto donde está el elefante aparecen los ratones y el gigante, al fin y al cabo, sin poder resistir el alboroto cerca de sus pies, puede caer de rodillas.

El otro lado del éxito es la envidia. ¡Es una pena que las personas no pueden superar este sentimiento! Claro, en mi vida el papel grande desempeñaban las personas buenas, su tratamiento, su amor y el deseo de ayudarme a mí. Mis maestros, desde la infancia, me enseñaron distinguir lo malo de lo bueno, me enseñaron querer y odiar. La habilidad de distinguir lo bueno y lo malo se nos dió en el momento de nacer, por el Dios, en forma de calidad interior que es la conciencia. Pero la vida y las personas, lo bueno y lo malo, me enseñaron mucho. A lo largo de años ví varias personas. Luego olvidaremos muchas. Hay personas honestas, sinceras, generosas. Y sólo las últimas se quedan en nuestra memoria para siempre. El aspecto de aquellas personas está hecho de oro. Y no porque el oro es un metal precioso, es porque no se empaña. La felicidad consistía en servir a su pueblo. Por esto lucharon, para esto vivían. Otros, parecía, tuvieron la sangre congelada en las venas. Eran malos y envidiosos. Pero no era difícil luchar contra estas personas, malévolas, porque para cada veneno hay un contraveneno. Y si encuentras a una persona que no entiendes ni disciernes fácilmente, ahí es donde está el peligro, porque aquellos contemplan indiferentemente como ocurre lo malo o lo bueno ante sus ojos. Son las personas indiferentes, las personas grises y son las más peligrosos. Tú mismo, hijo mío, ves en la vida diferentes personas, pero indiferentes, las cuales se hacen también por conformistas distintos, probablemente, y para ti eran las más peligrosas.

KOZYKORPESH: ¡Sin duda, padre! Sobre todo, no me gustan las personas indiferentes y los distintos conformistas. Antón Chéjov dijo bien acerca de la indiferencia: “Dicen que los filósofos y los sabios son verdaderos indiferentes. No es la verdad, la indiferencia es una parálisis de la alma, es una muerte prematura”. Que justo es, ya que una persona indiferente así pasa su vida con el alma paralizada, corazón callado en el momento cuando pasa algo malo en el mundo, realmente, con su consentimiento silencioso ocurren todas las guerras, asesinatos, intrigas. Claro que tienes la razón, padre, diciendo que las personas indiferentes son las más peligrosas.

CAPÍTULO 3

LA INDIFERENCIA

ILYAS: Cuando tu, hijito, trabajabas en la ciencia, probablemente veías muchas personas con tus propios ojos. No todas las personas vienen a la ciencia para hacerse verdaderos científicos. No todo lo nuevo vive. A menudo, los inventos precipitadas caducan hoy mismo. La ciencia, en primer lugar, necesita de talento. Verdadero. No sólo conocimientos. Se puede adquirirlos, y hay que nacer con el talento. Cualquiera ciencia parece las aguas rápidas del río. Luchando contra sus ondas, pocos consiguen la orilla opuesta. Unos, al entrar en el río, comienzan a seguir la corriente. La ciencia no soporta a los conformistas. Ya que en la ciencia la mediocridad busca a lo semejante. Para ella el talento es una verdadera muerte . Necesita minusválidos de la ciencia. Los honestos, laboriosos, valientes, inteligentes, no van por su camino. No, la mediocridad busca como alcanzar y calumniarlos. Aunque hay más personas buenas, sin duda, las personas indiferentes son las más peligrosas para los que quieren vivir honestamente. No hace falta temerles y podemos intentar a ayudarles. Tú, hijo, sin duda, acuerdas de las palabras de Abaya: “Al tener el poder en mis manos, cortaría la lengua a los que dicen que las personas no se cambian”. Por eso, intentaba de ayudar a todas las personas a corregirse. Y las personas te valorarán en aquella báscula, según aquellos principios, con los cuales estabas viviendo, y tus descendientes te valorarán según lo que querías y lo que odiabas. La memoria de las personas es corta y es flaco su agradecimiento; y una y otra cosa pesan poco en la báscula de la historia. En un momento dado pesan más otras cargas: éxito, dinero, carrera, gloria. ¡Y existe, desde luego, otra báscula, correcta, precisa, hay un solo inconvenientte, nos pesarán y juzgarán no los contemporáneos, sino los descendientes, a los cuales ahora mismo ni los podemos ni imaginar!
KOZYKORPESH: Padre, todavía te quería preguntar por aquel trabajo que llevebas infatigablemente en la unión de los escritores de Kazajistán. No eres el escritor por una casualidad, en tus diarios he leído las siguientes palabras: “No me considero un anciano, aunque 65 años es una edad bien avanzada. Pero, a pesar de esto, me siento un viejo milenario. Era el testigo de varios hechos. Pasé, según dicen, «el fuego y las aguas». Mi infancia y juventud cayeron para los acontecimientos tristes de los años 20 - 30, cuando todo el pueblo sufría de las conmociones sociales, miseria, hambre. Para mí este golpe del destino se sentía doble, puesto que me quedé huérfano pronto, me educaron en el orfanato. A pesar de la desgracia, se me hice el escritor. Todas estas dificultades de la vida influyeron fuertemente en la formación de mis opiniones, convicciones, mi mundo interior. Solamente después de todas las pruebas de la vida, llegé a la la literatura. Con amor y sinceridad. Mi elección estaba predeterminada por la misma vida.” Probablemente, gracias a lo que viste en tu vida desde la juventud, surgió un deseo fuerte de hacerte el escritor. Padre, siempre apreciaste altamente el título de escritor. Aquí están las palabras que dijiste en uno de los plenos de la Unión de los escritores de Kazajistán:

“¡En los ojos de algunos de mis amigos veo las chispas alegres que significan“ Oh, Esenberlin, qué adulón eres! ”¿Probablemente, olvidaste decir estas palabras, si tú, habiendo esperado apenas tu sexagésima década, el veterano de la Guerra nacional, en el día de la Victoria, en el día de tu fiesta, te premiaron con la jubilación? ¡Muy bien! ¡Si uno no tiene suerte, no la tiene ni el día de la Victoria! A propósito, la jubilación ha dado alegría no sólo a algunos de Ustedes, sino a mí también. Me alegro que he llegado navegando felizmente a esta orilla, sin haberse hundido en un vaso de agua que era propio para mí en variaa ocasiones.

Esto no es importante. Lo importante para el escritor es la obra. No el nombre sobre la puerta del gabinete, sino el nombre sobre las cubiertas de los libros. ¡Y sesenta años, en realidad, no son treinta, hay que preservar cada día!
El escritor es una palabra orgullosa y grande. Cuando uno de los filósofos antiguos preguntó a Alejandro Magno: “¿Quién es más grande, tú, mi emperador, o tu maestro Aristóteles?” Alejandro Magno respondió: “He conquistado la mitad del mundo con mi falange semimillonésima y Aristóteles otra mitad simplemente con la pluma de ganso y el pergamino de ternero. Decides tú, ¿quién de nosotros es grande?” Esto testimonia la misión generosa de los escritores en este mundo pasajero. Tenemos un instrumento principal de producción que son los bolígrafos y las hojas de papel limpias, escribamos, ayudemos a las personas a construir una vida hermosa. Claro, si podemos y qeremos. ”Me acuerdo que siempre estabas defendiendo el alto título de escritor, por que eras un luchador irreconciliable con traibalismo, intrigas, "seudoescritores" y otras manifestaciones nocivas en el ambiente escritor. Cuéntame, por favor, un poco de este problema.

CAPÍTULO 4


EL ESCRITOR Y LA MISIÓN

ILYAS : Hijo mío, has tocado un tema muy delicado . Aunque traté de fijarme mucho en estesentido, en general, no conseguí vencer las tendencias "oportunistas " entre los escritores, pero, sin embargo, algo conseguí, pude ayudar a unos y reducir la influencia de ciertas tendencias nocivas. Se sabe que no hay tarea más difícil que solucionar las disputas entre los clanes kazajos . Es sorprendente que este vestigio de la sociedad kazaja florece el día de hoy entre los escritores. Sin duda, es una paradoja que los que están llamados por El Dios para lucha contra estos flagelos, la separación por los clanes y géneros, los mismos se encuentran bajo el dominio de este vicio . Por supuesto , es la pena que los escritores no fueron capaces de superar este fenómeno perjudicial . Constantemente me esforcé con las manifestaciones del tribalismo . El peligro de este problema consistía en lo se reflejaba en el trabajo de los mismos escritores. Por supuesto , está mal que tenemos una gran cantidad de las obras malas. Muy mal . Pero peor sería presentar las obras malas como las regulares, las regulares como buenas y las buenas como geniales. Ahí es cuando estalla un verdadero problema . Existe la amenaza real de bajar el nivel de la literatura artística para muchos años . Y no es todo . Debido a la relevancia del tema o por la oportunidad de crear un tema en particular , pueden producirse errores en la valoración de los trabajos individuales . Pero la catástrofe real llega cuando intervienen en el asunto las amistades y relaciones del grupo. Nuestro pueblo nos dió todo, menos talento. Un talento , como suelen decir , es del Dios , unos lo tienen y otros no. Pero lo más insoportable y duro y esencial es aprovechar el talento que tienes , sinceramente y para beneficio . Más a menudo sucede que algunas personas, para subir, forman los grupos según la tierra y edad para crear entusiasmo en torno a sus obras mediocres. La valoración de las obras en base del principio dado le está ofreciendo al autor un favor dudable, el autor todavía tiene que “crecer” . Y, a veces, lo peor es que el autor mediocre se pone a cree que es un importante y comienza a perseguir a otros escritores que no tienen el grupo , no tienen nada menos su talento.

No se puede hacer así. Todos tenemos el espacio suficiente en el cementerio literario. Es un problema, sin duda, difícil, pero queremos creer que con el tiempo se quedaría en el pasado, el pueblo y la sociedad reconocerían lo malo de este fenómeno.

Trataba de luchar también por la limpieza de nuestras filas literarias. Habían muchos conformistas, hasta entre los miembros de la Unión de los escritores. Me acuerdo que una vez interviniendo en una de las reuniones y hablando sobre un escritor dijo lo siguiente:“ Como un demagogo y holgazán, siempre tiene en sus discursos los ideas preconcebidas, para decir exactamente, son expresados en el espíritu. Se alegra, se frota las manos en el placer, si lo consigue escupir a unos. Todavía no es tarde, todavía hay tiempo para parar a estas personas o expulsarlas del cuerpo de los escritores para que no deshonren esta santa vocación ”. Todo lo dicho se refiere a todos "los seudoescritores". Creo que la más complicada profesión en el mundo es la de escritor. Aquí no hay nada oculto. El adalid tiene su ejército, el científico – el laboratorio y los empleados, el artista - el director y el espectador, y aquí no hay nada, menos una hoja en blanco y una pluma. Aquí está el campo de la batalla de un escritor, aquí está su ejército. Y si tiene las fuerzas, ataca. Y cuando la fuerza para crear es real, entonces, tienes ofensivas y victorias. Se puede conquistar todo el mundo con un solo bolígrafo. Y como conquistar. ¡Para siempre! Así que ni el tiempo, ni el espacio ya no tienen influencia de estas conquistas. Sí, tan enorme responsabilidad tiene el escritor y, por supuesto, las posibilidades son enormes. Guy de Maupassant en cuanto a esto dijo muy bien: “ El escritor puede hacer una sola cosa: observar con honestidad la verdad de la vida y con talento representarla; otras cosas son las tentativas impotentes del viejo hipócrita ”. Para el escritor es muy importante escribir la verdad, no inventar, sino representar las realidades de nuestra vida. Y por supuesto, lo esencial consiste en la personalidad del escritor. Su obra se compone de lo que ví en la vida, de lo que el sabe, de las personas que guarda su memoria, de sus preocupaciones, su posición civil, moral. El verdadero escritor sólo puede escribir. Y no escribir lo que él ha pensado. Puede escribir un sólo libro, que no sea especialmente brillante, que hasta sea mediocre, pero un libro que no podría escribir nadie menos él. El verdadero escritor siempre es inconfundible y único. Nadie puede parecer a él. Lo más importante consiste en ser inconfundible. La literatura es el arte. Y el arte no soporta el método de trabajo en cadena, exige la individualidad, lo único en su género. Es como la escritura, no la falsificarás ni la enredarás. Es muy importante para el escritor crear un libro que sería el patrón moral no sólo para él, sino también para todas las personas. Leyendo dicho libro, las personas podrían hacerse mejores y más puros. Bien dijo Onore de Balzac: “Mejorar los caracteres de la época es el objetivo, el cual debe seguir cada escritor, si no quiere ser “un entretenedor para el público ”.

A todos, quienes hoy quieren hacerse el escritor, me gustaría dar las recomendaciones siguientes: “Para hacerse un verdadero escritor, debes saber subir sobre su personalidad. Yo creo en tí. Hay que saber que el sueño solo realizan las personas valientes. No es tan fácil, como montar el caballo. Para el trabajo de escritor no son suficientes el talento y laboriosidad. Debes encontrar un tema preferido, comprenderlo a fondo, hacerlo tuyo. Un aparente escritor puede escribir mucho y hasta producir muchos libros. Pero si él no ha palpado, no ha desenterrado su propio tema que le pertenece sólo a él, nunca será un verdadero escritor.

Un verdadero escritor es más agudo que otros, siente el dolor ajeno, en particular, si el dolor es del pueblo entero. Es necesario comprender principalmente que sentir no significa sentir con más agudeza y más profundamente. Hay las personas, que no gustan las palabras altisonantes, les parece que la palabra sola no tiene fuerza donde se necesita una acción concreta. Estas personas están dispuestas e entregar todo lo que tienen: el bienestar, el lugar en la vida y, al fin, en caso necesario, la misma vida. Los que no quieren otros pueblos, realmente, nunca quiere su propio pueblo. Y los que quieren su propio pueblo, saben querer a los otros. Porque la noción del amor al pueblo es una noción privada del amor a la humanidad en general y a las personas en concreto. Por eso este sentimiento es inaccesible para los nacionalistas, aunque gritan mucho de eso. Su amor es aparente, ocultan el odio y la indiferencia a todo lo que no es propio de ellos. Lo principal en la vida del escritor es su pueblo. Si el pueblo no necesita al escritor, no lo necesita nadie. Ni él mismo.

Novelas, narraciones, poemas, todas las obras del artista son engendrados por su racha creadora. Pero antes de que este fuego sagrado se inflamará su corazón, el escritor lleva en el alma, durante muchos años, su obra, hasta la madurez completa. El tiempo engendra al lector contemporáneo al autor . Y, probablemente, tu lector contemporáneo desde hace mucho está esperando tu libro correspondiente a sus pensamientos y acciones. Hace falta recordar que el escritor y el lector son dos más cercanos que comparten los acontecimientos presentados en la obra. El lector nunca perdonará a su escritor ni una nota que suene falsa. Por eso, si te has decidido presentar un libro al juicio público, piensalo bien. Porque eres el escritor.

Y últimas recomendaciones: Un verdadero escritor no tiene nada, excepto el pensamiento y la palabra, pero con eso domina todo: tiempo, espacio, muerte y vida. Sólo faltan fuerzas y habilidad. Y los grandes científicos, ¿acaso, no dominan también el espacio y el tiempo? Euclides, Newton, ¿ acaso, no se quedaron grabados para siempre en la memoria de la humanidad? Se quedaron sólo en la memoria. Había Euclides, había la geometria de Euclides, llegó Lobachesky y descubrió la geometria no euclídea. Y Homero, le están leyendo hasta el día de hoy y lo estiman como un contemporáneo. Había Newton que creó las leyes de la mecánica, llegó Einstein con la teoría de la relatividad, y el invento de Newton resultó un caso especial de esta teoría, merecen el honor y el elogio, pero son la historia, la historia de la humanidad. Y el otro, que era el contemporáneo de Newton, Jonathan Swift, ya es mi contemporáneo, no sólo le estiman a él, sino leen, reeditan, adaptan al cine, quieren. Y así es en todas las partes. ¡De los científicos se quedan los nombres y los inventos, es decir, la historia y la memoria, de los escritores se quedan los libros de la vida, es decir, una parte de mí, de mi existencia. Y para conseguirlo, los escritores necesitan una sola cosa, y es complicado, ser buenos contemporáneos. Porque el buen contemporáneo es un contemporáneo para todas las generaciones futuras.”

Siguiendo estas instrucciones, trabajando duro sin levantar la cabeza, sólo así, sin duda ninguna, se puede hacerse un buen escritor. En mi vida ví muchos y realmente grandes escritores , siempre trataba de aprender su habilidad para crear. También comprendía que siempre es necesario ayudar a otros, especialmente a los escritores jóvenes. Siempre trataba de ayudar con lo podía a los escritores primerizos, que tenían un verdadero talento y no estaban fuertes, eran vulnerables y necesitaban un simple ánimo vital, el apoyo amistoso. Recuerdo que en seguida había notado el talento de Muhtar Magauin, Kabdesh Zhumadilov, Sagata Ashimbaeva, y era el placer para nosotros trabajar ayudándonos uno a otro. Para mí era un placer especial ayudar con algo al escritor y persona Azilhan Nurshaihov.

KOZYKORPESH: Sí, papá, que lindo que ayudaba a muchos. Me alegro mucho que has mencionado a ese escritor asombroso Azilhan Nurshaihov. Él escribió sobre ti, padre, un libro lleno de amor y respeto a tus obras, lleno de amor a ti como a una persona. Qué hermoso, papá, que querías tanto a Azilhan-ajá. Papá, te quiero preguntar acerca de tu obra, aunque sé que no la valoras demasiado. Has reflejado este punto de vista hasta en el poema "Al-Farabi", que llamo el testamento espiritual del pueblo. Hay las palabras siguientes:

Por las huellas frescas y los trozos de las herraduras
He creado crónica de los siglos recientes.
Y en esto mi límite- la vida, y las fuerzas: 
La escala de mis alas es solamente eso.
Cada época tiene sus hijos,
Con talento los trabajos serán concebidos.

Sin embargo tu obra y tus libros están solicitados por la sociedad. Después de tu muerte, padre, tus libros se reeditan, los quieren los lectores. La trilogia "Los Nómadas" se reeditaba en ruso 14 veces, se edita casi medio millón de ejemplares, en kazajo - 7 veces, la trilogia “La Horda de Oro” - 6 veces, la novela "Enamorado" - 7 veces, entre otros. Tu obra vive, se leen los libros, parece que Buanarroti Miguel Ángel te dedicó sus versos:

La obra puede vivir más que su creador:

El creador se irá vencido por la naturaleza

Sin embargo, la imagen reproducida

Calentará los corazones a lo largo de los siglos.

Leyendo tus libros, junto con los héroes queremos y odiamos, como si viviéramos su vida con ellos. Recontando la novela "Enamorado", he encontrado la comparación interesante de la obra de Abay con su monumento.“ Аbay es mi poeta más querido. Hoy leyendo sus versos, de nuevo, como un niño, me alegro y lloro sobre sus líneas. Una vez, se fue al monumento de Abay. Quería, a los pies del querido akyn , poner en orden los nervios desencajados en los combates de oficina. Miraba atentamente en la cara de Abay, tratando de leer, en la expresión de sus ojos, plisado los labios, aquellas palabras que me alegraban más de una vez cuando estaba feliz, con corazón sano y dolente. La escultura parecía mucho a Abay, tenía en las manos un libro, como corresponde a un poeta. Pero el resto de la estatua se quedó imparcialmente de piedra. Y aunque el autor de la obra gastóun montón de los materiales, con el mismo éxito podría calentarse cerca del hogar apagado. ¿Quizás, sufren del desengaño amargo los que llegan para calentarse cerca de mi hogar? Es muy importante que los libros sean necesarios para un lector verdadero que pueda encontrar en ellos una vida real, los acontecimientos reales. Me parece que el lector encuentra en tus libros, padre, la sinceridad necesaria de los sentimientos, la historia verdadera de la vida.

Pero, díme, ¿qué es lo principal en tu obra, de qué querías hablar con las futuras generaciones en tus libros?

CAPÍTULO 5

CREACIÓN

ILYAS: Hijo mío, es cierto que siempre he tenido mi objetivo en la creatividad. Desde joven he soñado con escribir un libro acerca del pasado heroíco del pueblo kazajo, he escrito sobre esto en mis diarios: “A pesar de que no son pocos los años que tengo, todavía no he empezado mi libro fundamental. He pensado en él hace muchos años. Y hubo en qué pensar, puesto que he querido escribir no una novella, sino una epopeya. Y esta epopeya tendrá que abarcar no una sola época histórica, sino, digamos, todas las etapas creadoras de nuestra historia, partiendo de la Edad Media hasta la contemporaneidad. He aquí otra idea que me ha ocurrido: los kazajos nunca han escrito crónicas, jamás han tenido historiadores. Hubo solamente canciones y leyendas orales, una potente poesía épica kazaja. Pero como todo folklore, él requiere análisis, comprobación, confrontación con otros testimonios y documentos escritos. Y hay que verificarlos con meticulosidad, partiendo de los monumentos escritos de los vecinos, amigos y enemigos; esto es lo que deseo hacer: crear la primera historia artística de mi pueblo. La tarea es de singular dificultad, pero esto mismo me daba alas. Yo comprendía perfectamente que los hechos tomados por separado, no son otra cosa que unos simples juguetillos, pero los hechos tomados en su integridad y en su totalidad, son una cosa probatoria». Me he preparado muy largamente, casi veinte años para la escritura de este libro, y sólo, después de haber tomado conciencia en mi interior del problema, he podido acometer este importante tema.Yo comprendía la importancia y el carácter actual de la escrtura de este libro, precisamente en estos momentos, cuando mi pueblo necesita mucho para apoyarse de manera vital en su historia, cobrar conciencia de sí mismo en aquel torrente temporal, sentirse una partícula de la civilización universal. Kazajstán no solamente no puede ser excluído de ningún modo de la historia de la humanidad, pero la misma historia de la humanidad no puede ser comprendida sin tomar en cuenta lo que había sucedido en las estepas kazajas. La historia no puede ser simplificada, tampoco mejorada, de lo contrario, habrá maraña y enrollo. Cada uno debe recibir lo suyo.

He aquí, por ejemplo, al cruel e implacable khan Abulhaír – típico descendiente de Gengis-Khan. El caye con toda su caballería sobre los oasis de Asia Central, debilitados por querrellas feudales. Él pone fuego, asesta sablazos, corta. Acaba esto con la terrible terrible devastación y derrota del imperio, fundado por el ultimo, y la formación del kanato kazajo independiente de Djanibek y Kerey. Está claro que ellos eran solamente khanes y llamaban al pueblo simplemente “impram”, modismo intraductible, pero que según su sentido nos recuerda al despreciativo romano “plebs”, una palabrita patriciana que proviene del verbo “pleo” – lleno, colmo una olla u saco hasta no más y significa masa, muchedumbre ciega, sin fisionomía, plasma impersonal, papilla de carne humana. Sin embargo, nada harás sin esta plasma y por lo tanto, había que tomarla en consideración. Esto era cierto tanto para Roma, como para la estepa kazaja. No obstante, combatía, triunfaba y se moría la gente de escalera abajo, de ningún modo, la sangre azul.

La comprensión de ese problema fundamental me ha permitido acometer la escritura de la trilogía «Los nómadas». Yo también consideraba obligatorio para mí a otro principio: «Quién se opone a la verdad, obra, ante todo, contra sí mismo”. Sólo respetando ese principio, he podido tener la esperanza de que el libro salga bueno. Por lo tanto, solamente después de tomar conciencia de todo esto en mi interior, he emprendido la labor en la novela. Y claro está, el mismo proceso de escritura de ese inmenso lienzo histórico ha sido muy difícil y, a veces, atormentador.Pues yo necesitaba tomar conciencia de la época histórica no sólo en espacio y tiempo, es decir, crear en mi cerebro un modelo matemático de este enorme sistema, sino, que no es menos importante, pero, quizá, más penoso: yo debía hacer pasar, algo así, a través de mi alma, a todo el dolor de mis heroes, trasladar toda esta historia trágica de mi pueblo a mi corazón. Cuando un escritor se dedica largo tiempo a investigaciones históricas de tiempos antiguos, los hombres y los acontecimientos del pasado se materializan por sí solos en su consciencia. Y él, en todo esto, solamente al individuo.Esto mismo me ha ocurrido y a mí. Estudiando los acaecimientos del siglo XIX, relacionados con el khan Kenesary, he visto más allá de todos estos acontecimientos del pasado histórico, la tragedia del hombre, carácter, éxitos y fracasos, incluídos y he escrito una novela sobre él, sin absolverle, le he descrito tal como fue de veras. Mi convencimiento interior: el camino andado por el khan Kenesary es justo y digno, puesto que fue la elección del pueblo, sus esperanzas, pensamientos y aspiraciones. En efecto,el pueblo le siguió no por temor sino de buena voluntad. Por esto, yo considero que he escrito un libro necesario. Amo, ante todo, la trilogía “Los nómadas” porque es el resultado de mis búsquedas en veinte años. Si dijera que he consumido mitad de mi vida en la novela sobre el último khan kazajo Kenesary, no sería una exageración. ¡Ello fue así! Este libro fue sufrido por mí. Me ha chupado toda la sangre. Se trataba no solamente del protagonista y de su hermano Naury-bey, sus parientes, allegados, corregilionarios, etc., lo esencial, y esto debemos comprenderlo, se refería a la sangrienta lucha desigual de muchos años para la liberación nacional en condiciones de traición total por parte de sus propios coterráneos para ventajas y bienes de hoy día.Es imposible escribir tal libro sin hacer pasar el dolor y los sufrimientos de los protagonistas por su corazón, su alma, puesto que el contenido del libro no es uno abstracto, no son ensueños inventados del escritor, sino personas y acontecimientos reales. Sin duda, el proceso de creación del libro se ha apoderado de tal modo que he escrito todo en un solo arebato creador. Hablando en general acerca de mi proceder para escribir libros, yo diría lo siguiente: “La singularidad de mi creación consiste en que yo compilo primeramente el fundamento en documentos. Estos son materiales de archivos, hechos concretos, datos sobre acontecimientos. Hago hincapié con más frecuencia en el folklore. Luego acumulo y estudio lo anteriormente publicado. Leo, comparo, analizo. Todo eso constituye el período preparatorio. Luego retengo esta información, la verifico, la recompongo, la apunto en la cabeza. Destaco los momentos más interesantes y los deposito en mi memoria, todo lo secundario, menos importante lo echo fuera de mi memoria. Al principio escribo mis libros en la mente. Sólo después yo transpongo el libro casi terminado de mi memoria sobre hojas limpias de papel. Nunca me he pasado el tiempo en el escritorio, con papel y pluma, desconcertado, sin saber que escribir. Ésta es mi manera de actuar. Siendo de notar, que cuando escribo, nunca cuento las horas. Puedo escribir de día, de noche, semanas enteras, pero, hasta que no acabe el libro, mi ánima desconocerá a la paz. La pusilanimidad y la pereza son incompatibles con la creatividad. Tu obra será siempre parte integrante de tu alma y tu mente.

Asimismo, en la composición del libro, siempre tiene gran importancia la inspiración, sin ella, claro, no se puede componer nada de valor y significado efectivos. Se puede escribir disparates, pero ¿quién los necesita, quién los leerá? Lo fundamental en cualquier labor es la inspiración. Nada crearás sin ella. Si no hay inspiración, la pala caye de las manos del constructor, el herrero deja su martillo, apaga la forja y se va al paseo y ¡ni pensar en el trabajo! ¡Porque sin inspiración, el trabajo es una carga por encima de las fuerzas, un inmenso peso!¡Es injusto que los seres hayan dotado de inspiración solamente a las profesiones creadoras del pintor, del artista, del poeta y se la hayan negado completamente al agrónomo y al ingeniero! Cualquier labor del hombre precisa de inspiración y arebato creador. En grandes rasgos la creación se ha convertido en mi vida, sin ella no pudiera yo existir. A pesar de que me vi obligado dejar de lado por breves ratos, la creación, hubo multitud de otros asuntos, frecuentemente de los menos gratos, diversos pasteleos entre escritores, también, tú, hijo mío me has apenado mucho de vez en cuando, pero yo siempre encontraba fuerzas para escribir. Para alejarme aunque por algún tiempo de las ideas amargas, yo volvía a mi preocupación fundamental, a la creatividad. Pero los amargos pensamientos vuelven de nuevo. Cómo y con qué apoyar a mi hijo, como hacerme su amigo y sostén. Regreso otra vez a mi manuscrito. En el libro hay muchas palabras dirigidas a los jovenes. Muchos años la creatividad ha sido mi preocupación fundamental. En momentos de cansancio y tristeza vuelvo sin cesar a mi obra predilecta como a un amigo fidel. Basta aprofundarme en el texto y el alma se va despejando. A veces, la fe en el día de mañana y la inspiración descendían hacia mi creatividad. Sin duda, gracias a ello he podido escribir “Los nómadas”, que constituyen mi obra fundamental. Y, más tarde, ya me acordaba yo de esto así: “El sentido de mi vida creadora ha sido la tarea de describir el difícil y heroíco destino de mi pueblo. El quid de la cuestión consta en que las tierras kazajas sufrían muy a menudo invasiones del exterior. Nuestro pueblo aguantaba más frecuente y difícilmente persecusiones, humillaciones y privaciones. Qué guerras tan sangrientas no hayan marcado su destino. Un historiador árabe del siglo XV apuntaba las siguientes palabras de un khan: “...en el futuro podréis considerar que el pueblo kazajo ya no existe”. «Nuestra historia conoce muchos casos, cuando una nación estuvo al punto de su exterminación física. Y ese, al parecer, pueblo aniquilado, custodiando un vasto territorio entre el Occidente y el Oriente, con todo, se salvó. Y relatar sobre el pasado de mi pueblo se ha convertido en el principal objetivo de la existencia. Demostrar la historia real de la lucha por la supervivencia y la conservación de la comunidad estatal y étnica. Y en “Los nómadas”, y en la trilogía “La Horda de Oro” he querido relatar sobre ello. He aspirado para que nosotros hagamos conclusiones justas de las lecciones de historia». Y que me ha entusiasmado más en el deseo de escribir la trilogía «Los nómadas» - la opinión oficial objetiva existente acerca de la historia de los kazajos. Este libro podría ser una respuesta para todos. La idea fundamental de la compozición de la trilogía «Los nómadas» consiste en lo siguiente: reflejar con veracidad histórica el pasado heróico del pueblo kazajo, la formación de su estatalidad. Lo más importante: esta novela está dirigida contra la filosofía chovinista que afirma que los pueblos nómadas no tienen historia. «Los nómadas» es una respuesta directa para diversos falsificadores. Los kazajos han tenido su estatalidad y su historia es muy antigua, parte integrante de la historia universal.

Kozykorpesh: Padre, yo creo que has logrado componer un libro muy indispensable. “Los nómadas” eran tan necesarios y reclamados por la sociedad que se pone muy difícil sobreestimar su valor (si tomamos en cuenta que ese libro había sido escrito bajo el control incesante de la ideología comunista). Yo recuerdo, cuánto has sufrido, cuántos envidiosos y adversarios tuvo la publicación de “Los nómadas”. Yo considero que cuando ese libro cumpla su misión, la mayoría de los kazajos, al leerlo, tomarán conciencia de su historia, y como ha señalado, con razón el profesor Aldán Aimbétov: “Los nómadas”les abrieron los ojos a los kazajos, les ayudaron a que se conocieran a sí mismos”. Hoy, el estado ha emprendido la creación de una epopéya-película bajo el nombre “Los nómadas”, y esto es buena cosa, ya que quieren mostrar con el lenguaje del cine la historia verídica de los kazajos, a pesar de que da lastima, que dicha película no se haga según motivos de tu libro. Pero como dicen, todo lo que se hace en la vida, es para hacerla mejor, pero, sin embargo, es incomprensible como el director aserbeyano de cine ha podido escribir un guión épico acerca de la historia del pueblo kazajo utilizando un libro cualquiera. Bueno, ya el tiempo demostraría como hubiera sido hacerlo mejor. Volviendo al cine, me he acordado, padre, que tú has trabajado casi 10 años en los estudios cinematográficos “Kazajfilm”, período sobre el cual has apuntado en tu diario: “Trabajando largo tiempo en el cine, he llegado a la opinión que en esta etapa de desarrollo del cine kazajo un eslabón muy importante lo constituye la labor del redactor. A mi parecer, la culpa de la sequedad y de la uniformidad en muchas películas nuestras la tienen los redactores. Pienso que hoy en el día, no existe cine nacional kazajo, en nuestras películas falta la auténtica vida de kazajos, el idioma de los kazajos en el cine no es el kazajo, sino el ruso. Este es el problema». De verdad, es una observación justa, muchas películas kazajas no son kazajas, a pesar de que los protagonistas hablan kazajo, pero estas palabdas no son populares, sino traducidas a menudo del ruso, escritas en kazajo, pero el contenido no refleja el espíritu y la mentalidad kazaja. Se puede escribir en ruso como Oljas Suleymenov y ser poeta kazajo, pero se puede escribir en kazajo y ser un derivado de la cultura rusa sin reflejar la originalidad, el vasto mundo interior de la cultura kazaja. Probablemente, algo parecido ha sucedido y con el cine kazajo. En tu diario expresas un interesante deseo para el cine kazajo: “¡El cine kazajo se ha resignado extremadamente rápida y fácilmente con su estado de segunda categoría, con lo que no somos ni Moscú ni Leningrado, sino unos simples estudios cinematográficos medianos. Nunca aceptaré, como dicen algunos, que los kazajos no solamente no llegarán a tener a su Eisenshtein y Pudovkin, sino que pronto perderán y lo poco de que disponen. En el arte no se puede estar parado, si te detienes, significa que te quedarás por detrás – ésta es la ley. Y en nuestras películas había de todo – alto profesionalismo, hallazgos felices, buena interpretación de los actores, pero faltaba el destello verídico, no hay nada, tras lo cual el espectador salga excitado y conmovido, y hasta no pueda comprender qué le habrá pasado.Por ahora nada de eso, pero, sin duda, vendrá!”. Cuán bella fuera si esta nueva epopeya-película “Los nómadas” se convirtiera en un arebato en el cine kazajo, en una obra maestra que reflejara de manera verdadera el pasado heróico del pueblo kazajo.

Y regresando a tu actividad creadora, padre, ¿qué más podrías hablar sobre ella?

Ilyas: Probablemente, ahora ha aparecido en la sociedad una aguda necesidad de producir películas de alto grado artístico sobre la temática histórica. En relación con el desarrollo de altas tecnologías en el cine (y éste es el espíritu de la época) sería muy de desear que todo el pueblo de Kazajstán pudiese ver próximamente una película histórica de nivel mundial. Hablando sobre mi actividad, vuelvo a repetir que la temática histórica ha constituido la médula de mi creatividad, para su realización he consumido la mayor parte de tiempo y fuerzas que me ha ofrecido el Creador. De este modo, puedo afirmar con seguridad que precisamente el temario histórico fue el fundamental en mi actividad creadora. No obstante, en mi corazón no estaba solamente la historia. ¿Por qué ahora estoy aficionado a la historia? ¿Sería porque la vida moderna no me interesara? ¡No, nada de eso! Yo amo al día de hoy, la vida actual. Todo esto es la vida de mis descendientes. Yo miro ahora hacia atrás, para que mis conocimientos sean más substanciosos, mi horizonte, más amplio. Cuando yo desconocía la vida, no pensaba en la historia, pero ahora… cuán más alto es el árbol, más para adentro en la tierra avanzan sus raíces. Así es y el hombre. Más piensa en el futuro, más quiere saber del pasado. De otro modo no se puede construir el porvenir. Es un problema importante, su comprensión, la ligazón entre el pasado y el futuro, la toma de conciencia de que nosotros no vivimos ayer, ni mañana, sino hoy, en el presente. El hombre es feliz de distintos modos. Tomen a nosotros, a los habitantes de la ciudad, acostumbrados a medir la vida con grandes categorías, pero que valen estas nuestras categorías en comparación con, digamos, ese valle soleado, con este hilito de hierba. El mundo es inmenso, sin límites, pero, a decir verdad, hermosa es en él solamente una vida nueva. ¿Ustedes se han dado cuenta cómo se transforma una habitación, cuando colocan en ella tan solo un ramito de flores campestres comunes? ¿Por qué? Sólo por ser vivas y por recordarnos acerca de la vida que nos rodea. Pero, miren, ahora la tierra en que estamos, lo hermosa que es… La tierra no sólo hay que llamarla, sino y comprenderla… Y no a la tierra entera, sino a cada instante… nosotros no sabemos apreciar estos rápidos instantes fugaces… Para nosotros solamente existe lo que fue ayer y lo que venga mañana. Nosotros vivimos para enlazar el pasado con el futuro… Pero en realidad, existe solamente hoy, solamente ahora… Sólo entonces se les abrirá toda la hermosura de lo infinito en el espacio, pero, desgraciadamente, terminal en el tiempo del mundo – final para cada uno de nosotros... Es precisamente la comprensión de la interracción del pasado con el futuro que se halla en relación indestructible con nuestra vida, con el presente, que me ha permitido dirigirme tanto hacia el temario histórico como escribir al mismo tiempo libros sobre la vida moderna del pueblo. Con esto, enriqueciéndose mutuamente estos dos alineamientos con la comprensión del pasado y del presente, creando, tal vez, la dialéctica del tiempo. La historia no es solamente una suma de sumandos, sino algo perfectamente íntegro, único, a pesar de que la casualidad adquiere en ella muy a menudo un inmenso poder. Pero en esto y consiste su esencia, que todos estos hechos fluyan, se junten entre sí como gotas de la lluvia o riachuelos, provenientes del derretimiento de la nieve para confluir en un enorme fluvio del tiempo que riega la tierra. Luego aparecen los jardines, los valles, las ciudades y los hombres que se asombran de donde haya venido el milagro. Es este proceso de acumulación invisible de magnitudes minúsculas, su explosión catastrófica cuando alcanzan su masa crítica, luego la era del equilibrio y de la prosperidad – todo esto y constituye la milagrosa dialéctica de la historia.

Kozykorpesh: Padre, has planteado la importante cuestión de la interracción de tiempos, del pasado, del presente y del futuro. En China dicen: “El único tiempo cuando hay que vivir, - es ahora”. Es muy importante aprender a apreciar esto “aquí” y “ahora”. Si nosotros estamos muy cargados de tareas que hemos tenido en el pasado, lo seremos y en el futuro, entonces para nosostros, el día de hoy representará aquel día de mañana que nos preocupó ayer. Nosotros existimos para enlazar el pasado con el futuro, pero en realidad existe solamente el día de hoy, solamente ahora. Esto es muy importante – ser conscientes del tiempo que tenemos directamente delante de nosotros y no sentirnos ni detrás, ni delante del momento en que existimos. Ahora, para nosostros es muy importante tomar en cuenta todos los errores del pasado, arrepentirnos y comenzar hoy una vida nueva. Padre, tú has escrito mucha para películas sobre temas actuals, pero, ¿por qué no dices nada de ellas, qué sitio han ocupado ellas en tu actividad creadora?

Ilyas: Aunque nada haya dicho acerca de estos libros, yo creo que han jugado un papel a su tiempo, y probablemente, serán solicitados y en el futuro. Yo quiero a todos mis libros. Me he dedicado con plenitud a la composición de cada obra, labrando cada renglón, cada idea, comprendiendo que el lector tiene que recibir un buen libro, para que le sea útil a cada hombre en cierta medida. Claro, el hombre debe desarrollarse de manera armoniosa. Pero en la práctica, cada asunto requiere al hombre entero. Sea labrando la tierra, sea escribiendo versos. Esto es posible pero hasta cierto grado. Entretenerse con versos es una cosa. Pero si la poesía, ¿es la vida? Toma a Pushkín, Esenin o Abay… Aquí tienes que elegir: o labras tierra o escribes. Cualquier oficio no soporta a “la amante”. Claro, si te dedicas con todo el alma. Otra vía nu existe.

Todos mis libros vieron la luz, si así podemos decir, en martirio de la creación. He tenido que pasar noches blancas, a veces, trabajar en el escritorio hasta el amanecer. No he actuado con superficialidad en ningún libro mío. Valga la figura, cualquier dedo no me haya lastimado, el dolor es igual. Yo creo que el tiempo decidirá, qué libros se mantendrán y los que desaparecerán.

Kozykorpesh: Padre, yo creo que ni “Los nómadas” ni “La Horda de Oro” son los fundamentales en tu creación, sino al contrario, tus libros sobre la contemporanidad. Lo son, ante todo - “Los enamorados! “El pájaro de oro”, “La barca que atraviesa el océano”, “Traspaso peligroso”, “Fiesta del amor”, “Los caballos de oro se despiertan” y otros. Precisamente estos libros son los fundamentales entre tus obras, por que tratan sobre las eternas y básicas verdades: el amor para Dios, para hombres, sobre el bien y el mal, sobre el amor y el odio, sobre la alegría y la felicidad en nuestra vida. Hace poco he hablado con una señora que ha leído el libro “Los enamorados”, y encantada por la obra, ha dicho que gracias a ello ha comprendido, que lo primordial en la vida es conocer el verdadero y puro amor, siendo esto el sentido de nuestra existencia, también me decía de manera convincente que el libro trata de nuestros días. Yo me puse a contarle que el libro relata sobre hechos de los años sesenta del siglo pasado y ha sido escrito hace cuarenta años, pero ella me respondió: no, no, es sobre nuestra vida de hoy. Así que no he podido persuadirla. Hablando con muchas personas acerca de las obras de Ilyas Esenberlín, me he convencido de que la mayoría coincidían en sus opiniones sobre sus novelas, considerándolas una imagen de alto nivel artístico de la realidad, también subrayaban la veracidad de los temas, la invención de los protagonistas, la proximidad de su dolor, ensueños, aspiraciones. Además, todos mencionaban que los libros sobre la contemporaneidad son tan actuales y solicitados por la sociedad precisamente ahora, y, sin duda alguna, serán indispensables y en el futuro. Yo creo que tiene razón el poeta, cuando afirma que lo grande se ve a la distancia. Por lo tanto, sólo con el transcurrir del tiempo se puede comprender qué es fundamental y qué es secundario. “Los nómadas”, es, sin dudas, un excelente libro y será útil a muchas generaciones como experiencia del pasado, como conocimientos de nuestra historia, pero serán precisamente solicitados los libros sobre temario actual, y en mi opinión, gozarán en el futuro de mayor solicitud. Porque ellos contienen un guía como vivir correctamente, como vivir con honestidad, tienen muchos secretos necesarios ahora sobre una vida feliz, aceptando los consejos sabios de dichos libros, el hombre puede tomar conciencia sobre el sentido de la vida, puede aprender a distinguir el bien y el mal. En este aspecto, sólo el futuro ofrecerá una respuesta corecta, sólo el tiempo definirá lo fundamental en tus obras. Volvamos al tema de la moralidad que hoy es, de verdad, muy importante para la sociedad, puesto que con la transición del socialismo a la nueva formación social-económica hemos perdido muchos valores espirituales y morales, y la nueva sociedad aún no ha elaborado normas morales precisas. Confucio se ha expresado muy bien acerca de esto: “Cuando tienes claro en que consiste la verdadera moral, te quedará claro y todo lo demás”. Estas palabras son dos veces actuales para la moderna sociedad kazaja: teniendo normas morales claras en la ideología del nuevo estado, podremos imaginarnos con exactitud que sociedad deseamos construir. Padre, con respecto a esto, quiero preguntarte ¿qué nos obstaculiza, en tu opinión, vivir correctamente, vivir felizmente?

CAPÍTULO 6

VIDA Y VICIOS

Ilyas: Hijo mío, quiero yo hablarte acerca del gran beneficio que tendrás, si aspiras ser honesto en todo, entonces podrás vivir en felicidad y seguridad. No te arriesgues aunque sea una sola vez, a manifestar deshonor con otros, ni te darás cuenta, cuando la deshonra se te presente en todos tus quehaceres y en vez de una persona de buen corazón, aparecerá otra distinta, mala, egoísta y que pensará en sacar ventajas. Por lo tanto no te arriesgues ser egoísta, piensa más en los otros, vive con las preocupaciones de ellos. Es que el egoísmo es lo peor en el ser humano, puede empezar a crecer inesperadamente en tu interior y podrás convertirte totalmente en otro ser, en hombre malo. Un gusanito que se haya metido en el corazón del roble en su juventud, al fin y al rabo ha arruinado al gigante.Así, el gusano del egoísmo roe año tras año el alma de algunos seres, ellos desearon vivir una vida tranquila, pacífica…La vida la comparan a menudo con el océano, donde los días con cielo despejado y calma muerta, son reemplazados inesperadamente por tormentas. Vence al océano el que conduce con valentía la vela del amor. ¡La desgracia espera al cobarde que confiando su destino al egoísmo, se esconde en el fondo del buque para no ver las olas amenazantes! Pero sin amor, tu buquecito jamás se librará de las olas cotidianas del ilimitado océano de la existencia. El egoísmo carcome el vivir, no nos deja llevar una vida llena, convirtiéndonos en cobardes miserable. ¿Ha visto alguien alguna vez a un egoísta valiente? Claro que no.Él es cobarde porque es egoísta. Quiero darte un consejo más: para permanecer puro espiritual y moralmente, sé siempre justo y actúa con conciencia. ¿Cómo podemos entender la verdad? La vida es una, la verdad también es una. Si deseas conocerla, acércate con buenas intenciones. No hay otro camino. Las buenas intenciones son, ante todo, una conciencia limpia. Y esto es el precio básico del existir, la principal medida de la felicidad en la vida – el honor y la conciencia del hombre, puras, inmaculadas, no afectadas por la traición, ni por el engaño.

Este mundo en que vivimos, es muy heterogéneo, diverso. Está cosido de trozos de muchos colores, una bella manta multicolor. La tierra de cada país tiene sus asombrosos colores y matices. Gran Bretaña es verde, Groenlandia es eternamente blanca, Egipto, amarillo dorado, la estepa kazaja es gris cenicienta. Pero no solamente el suelo es multicolor, sino y los hombres tienen la tez de diferentes colores y matices, así que no habrá en la tierra dos seres con tez completamente igual, todos los hombres son diferentes como copos de nieve. Los chinos, los nipones, los kazajos, a pesar de que pertenezcan a la raza mongoloide amarilla, son diferentes según matices: los chinos son amarillos oscuros, los nipones, amarillos blanquecinos, los kazajos, amarillos rojizos. Pues así, me parece que el Creador ha hecho esta alfombra multicolor en la tierra para que todos sean contentos y se alegren de la vida, y los hombres, sin duda, que puedan vivir felizmente, sin embargo, por causa ajena, no viven tal como ha pensado Dios. Nuestro Kazajstán es un país espléndido e inmenso, en nuestras tierras todo es asombrosamente hermoso. Estepas ilimitadas e infinitas, altas montañas majestuosas, lagos de agua cristalina. Desde tiempos remotos viven los kazajos en esta tierra, pacíficos y serenos, al parecer seres humanos, pero que han luchado incesantemente con los enemigos externos y entre sí. Hospitalarios y de buen corazón los kazajos, pero repletos de envidia; magnánimos y generosos, pero ávidos, listos e ingeniosos, pero astutos y pérfidos; valientes y misericordiosos, pero cobardes y malos, amantes, pero hostiles. Por lamentable que sea, pero todos esos son kazajos. Las excelentes cualidades del alma kazajo conviven con actos de bajeza repugnable. ¿Por qué sucede así? ¿Qué prevalece en los kazajos – lo malo o lo bueno? El Creador ha conferido al alma solamente excelentes cualidades, pero el pecado, enrraigado en nuestra vida con el decaimiento de Adán y Eva permanece y prospera, y en nuestors paisanos. Claro, predomina lo bueno, pero una gota de acíbar altera nuestro corazón entero. Van de mal en peor las cualidades de los kazajos, el kazajo es cada vez más bajo de estatura. Si en tiempos de Assan-Kayga nuestro corazón contaba con el honor del nómada estepario, cuando señoreaba Abay toda la envidia corrosiva descompuso nuestra alma y corazón igual que la carroña. Y hoy, en tiempos de transformaciones y cambio de las formaciones históricas, las peores cualidades de nuestra alma corroen a los residuos de la antigua conciencia y del honor del nómada. A la fuerza devorante de la envidia agregamos la potencia de la avidez absorbedora de todo. Avidez en todo lo material. Nuestros ojos no pueden saciarse, ellos piden más y más, y cuán más cosas adquirimos, deseamos todavía más. La avidez insaciable se ha anidado en nuestro corazón. Es asombroso que una minúscula envidia, avidez, orgullo, odio, al instalarse una vez en el corazón, dan vueltas al gran amor, a la sabiduría, a la justicia, a la misericordia, a la generosidad donadas por Dios. Como el oro que siempre contiene cobre, al crecer éste, convierte al excelente oro en cobre sonante, así y la avidez, parecida al cobre, transforma nuestro corazón – al oro en calderilla común de cobre. Antes de que sea tarde, hay que dirigirse a Dios, llenar el corazón con fuerza triunfante del amor, permitirle al amor para que venza todas las cualidades malas y llevar una vida cabal, feliz.

Todavía quiero dirigir varias palabras a nuestra juventud porque es muy importante que ella evite el incontenible deseo para distracciones. Confucio pronunció cierta vez unas palabras muy sabias: “El noble hombre cumple tres interdicciones: en la juventud, cuando su respiración y sangre son calientes, evita deleites, en la adultez, cuando es fuerte la respiración y la sangre, evita riñas, en la vejez, con respiración y sangre floja, evita la avidez”. El interminable deseo de la juventud para deleites conlleva a una vida irrazonable, a diferentes vicios y el más principal es la borrachera. El vino, entrado hace poco tiempo en la sociedad kazaja ha comenzado a destruir el genotipo asiático de la mentalidad, los paisanos son prácticamente muy indefensos ante esta peste, no estaban listos ni físicamente, ni moralmente para resistir al alcohol. La vodka es una víbora venenosa. ¡Si le pisas la cola, sin falta te morderá mortalmente! Así, ya hoy en el día, muerde mortalmente a la juventud kazaja, matándola de verdad, matando todo lo hermoso que tiene, matando al amor, mutilando y destruyendo todo lo sacro y lo humano. Yo mismo he sentido su perfidia, por lo tanto le ruego a todos los que le es cara su propia vida y la vida de sus próximos que eviten el consumo de alcohol, simplemente que se abstengan y nunca recurran a él en los minutos de cansancio y depresión como remedio para eliminar la tensión acumulada. Desde tiempos remotos el alcohol destruía no solamente personalidades separadas sino y pueblos enteros, afectaba el desarrollo de la civilización. En el destino de algunos hombres pero y de pueblos enteros al vino se le confería sitio visible. La historia conoce casos cuando un estado se hacía cenizas y desaparecía para siempre de la faz de la tierra, porque sus súbditos amaban demasiado al vino. Países poderosos, conquistando tierras de sus vecinos más débiles, junto con la violencia provocda por las armas, aparte de su crueldad habitual, llevaban vino. Los conquistadores que no alcanzaban lo deseado por fuerza de las armas, sometían a los hombres con la religión, las costumbres, y otra vez, con vino. Una terrible catástrofe para los pueblos aún sin estatalidad, fue y sigue siendo el vino. Por lo tanto, en el período de edificación del Kazajstán soberano, el consumo del alcohol es dos veces más peligroso, puesto que el estado realmente no puede apreciar plenamente el problema y oponerle resistencia. Sólo la comprensión interior de que el alcohol presenta un enorme peligro para la vida de cada hombre y de la nación entera nos permitirá desarraigar este vicio para siempre.

KOZYKORPESH: ¡Padre! Tanto me alegra que has podido atravesar felizmente tu océano de la vida. No has campiado tu vida por cosas menudas y ajetreo, tu has hecho lo esencial, y, hoy, ya es evidente que no sólo para mí. Sin duda, todo esto fue posible gracias a tu corazón repleto de amor. Excelentes versos sobre el amor ha escrito Rumi:

El amor ha de ser lo que,

Nos haga la vida más agradable.

El amor nos puede ofrecer alegría infinita.

En la madre-amor encontré mi origen,

¡Que siempre sea bendita esa madre!

El poeta habla de un gran amor, del amor que puede hacerlo todo bello en nuestra vida. Yo sé, padre, que en tu vida has gozado de mucho amor, por lo tanto te ruego que me ayudes y me enseñes para que también goce de esta extraordinaria cualidad – el amor.

CAPÍTULO 7

AMOR Y VIDA

Ilyas: ¡Kozyzhan, querido! Lo contento que me pongo al saber que has comprendido, que lo esencial en la vida que Dios nos ha dado, es el amor, que sin amor nosotros no podremos existir. Yo admiro al hombre. Pero no relacionado con el descubrimiento de América, ni con el descubrimiento de la ley de gravutación universal o con el vuelo al cósmos, sino simplemente con la habilidad de saber amar y hacer bien, la destreza de ser justo, la habilidad de compadecer a la tristeza ajena. Pues no lo primero hace al hombre, hombre y eterno, sino lo segundo — de lo contrario, todo hubiera perecido… Aunque si no hubieran tenido lugar los famosos descubrimientos, el mundo habría sobrevivido de todos modos, pero si nu hubiera habido amor, habría perecido inmediatamente. El amor lo he gustado en mi vida. Al quedarme a los 5 años sin padres que me amaban tanto, no fui privado de amor. Yo siempre sentía el interminable amor de Dios hacia mí y él no me ha abandonado, recuerdo el cálido amor de mi inolvidable hermana Nazym y de mi querido hermano Ravnak. Y más tarde, cuando encontré al amor de mi vida, a mi bella Dilyaru, gracias a ella he elegido al amor de mi vida para siempre. Me decían que no me casara con ella, porque era hija de “un enemigo del pueblo”, que no es pareja para mí, que tengo por delante una excelente carrera, pero con ella no puede haber vida acertada. Pero hijo mío, que vida puede ser acertada, que carrera puede ser bienvenida si en mi vida faltara lo esencial – el amor, no existiera mi querida Dilyary. Por esto, sin vacilar he elegido al amor, he dado un paso consciente hacia mi amor que a muchos les parecía irrazonable. Pero al transcurrir muchos años, te digo yo, hijo mío que éste fue el paso más correcto en mi vida, nunca he sentido ulteriormente lástima por mi decisión. El hombre entiende que el amor es fantasmagórico. Ni el oro. Ni los vestidos caros no ofrecen verdadera felicidad si en la vida falta amor. Pero lo que ocurre a menudo, no es en absoluto amor, sino pasión hacia la gloria, el poder y la riqueza. Ella nubla, tapa lo esencial para el hombre – el amor, para el cual vale y hay que vivir.

Kozykorpesh: ¡Padre! Tú sabes que siempre he sido orgulloso de tí, pero este proceder tuyo simplemente me ha maravillado. Estar por encima de tu posición, carrera, privilegios y elegir al amor, a la mujer querida sin hacer caso a nada, es un modo de actuar, digno de imitar. Pero la vida es tan complicada, y, muy a menudo, los hombres aman y odian al mismo tiempo: por la mañana se quieren, a la noche se odian, a la mañana se quieren de nuevo. ¿Por qué es así? Dios nos quiere siempre, y cuando le desconocimos, y cuando le conocimos, y le amamos, y hasta cuando nos decepcionamos de Dios y no le amamos, Él, el Creador del Universo, sigue queriéndonos de manera igual sin reparar en pelillos. ¿Qué es más valoroso en la vida, – continuando el tema del amor, cuéntame, por favor, como te ha ayudado en tu existencia, te ha hecho mejor?

ILYAS: El verdadero amor es el amor para el bien, querer al malo es contranatural, esto no lo desea Dios, a pesar de que algunos hombrs malos aman lo malo. Nosotros no debemos odiar lo malo. A pesar de que en el mundo hay tantas cosas malos, quizá hoy haya más, yo siempre he creído que el bien vence al mal. A pear de que en mi vida hubo mucho mal, injusto, lo bueno y el bien han vencido al mal, porque ha habido más amor que odio. Sin duda, el amor y sólo el amor fue mi principal maestro y guía en la vida. Sobre el papel del amor en mi vida he escrito hasta en mi poema “Ali- Farabi”:

Si el amor es profundo como un manantial,

No poco he bebido yo de ese manantial,

Sólo los fuertes de espíritu pudieron años enteros,

Alimentar su creación con la fuerza del amor,

Sin consumirla en cobre de poco valor,

Arder como el gran Ali-Farabi.

No fue todo fácil en mi vida, pues he probado de todo: traición de mis amistades, persecuciones, prisión, obstáculos en mi creación, pero en todas mis desgracias y penas me ha ayudado siempre la victoriosa fuerza del amor que el Creador me ha donado en abundancia. El amor me condicía por la vida y me transformaba, formaba al hombre que deseaba ver en mí: del orgulloso hacía al manso, del fogoso, del iracundo daba al paciente, con el correr de los años, el amor ha desplegado en mí el dominio de sí mismo y me ha ofrecido el chance de crear, escribir libros que es mi ocupación esencial. Sin dudas, el amor es capaz de cambiar radicalmente a cualquier ser humano, mejorar su semblante espiritual y moral, ofrecerle las calidades indispensables para que viva felizmente. No hay en mundo sentimiento más potente que el amor. Por ello, el cobarde llega a ser héroe, el que no sepa leer, hace excelentes versos. Hasta el que tenga amor no correspondido y sufra por ello, será hombre ennoblecido por cualquier amor. ¿Quién ha dicho que el amor penoso tampoco es alegría? ¡Desde luego, es alegría, más que alegría? Triste, dolorido, pero igual de claro y potente como todo lo trae el amor. El amor también contribuye a luchar y a combatir el miedo. Hoy los seres humanos tienen miedo a muchas cosas: temor de perder el trabajo, dinero, el miedo ante jefes, ante otros hombres. Hay que reconocer que el miedo se ha apoderado de toda la humanidad. Y esto ocurre sólo porque el hombre sin amor en el corazón puede tenerle miedo a cualquier cosita. En tal hombre radica un miedo patológico ante la vida, realmente teme vivir felizmente. El hombre que existe sin amor es como un parado, el fluir de su existencia permanence inmóvil. El tiempo siempre va con el hombre y este le sigue sin cesar. El tiempo, sea pasado, presente, no fue inmóvil del todo, petrificado como los números en un reloj. De hecho, el ha andado, ha respirado, ha pulsado junto con el ser, a su lado. El tiempo se acaba para el ser humano y el miedo a la muerte es igual a la soledad insuperable para el hombre. Pero el ser humano no ha nacido con soledad, sino poniéndose viejo la contrae como a una enfermedad. Y por esto, la soledad como y el miedo a la muerte los cura un solo remedio – el amor. Si recordamos a la literatura clásica o la épica popular, el amor siempre contribuía a superar el miedo. Para hacerse héroe no es obligatorio ser valiente. ¿Acaso fueron valientes Julieta y Bayan-Sulú? Al revés, eran nada más que unas señoritas delicadas, cariñosas, graciosas. Probablemente, podían llorar por cualquier quítame allá esas pajas – el dedillo lastimado, un anillo perdido, una palabrita agraviosa. Pero por el amor, han sacrificado sin pensar, sus vidas. Y por esto, permanecen muchos siglos en la memoria de los vivos, más exactamente, hasta la consumación de los siglos servirán de ejemplos de valentía y abnegación. Justamente, esto es lo fundamental – ser fiel a sí mismo, estar de acuerdo vivir sólo así, mantenerse en sus trece hasta el fin, sacrificar, sin pensar, su cabeza por la verdad y el que pueda quedarse así, aquél será, sin falta, héroe, aunque no quiera serlo.

KOZYKORPESH: Sí, padre, me has demostrado de manera convincente la fuerza del amor verdadero. Sin dudas, Dios que es el amor, es la fuente de esta cualidad destinada a los hombres. Y tu vida, padre, es su confirmación, el amor te ha guiado por la vida, te ha corregido, te ha enseñado, te ha modelado, todo ha sido como viene en la Biblia. El amor sufre largamente, es misericordioso, el amor no es envidioso, el amor no se encumbra, no se enorgullece, no se entrega a excesos, no busca lo suyo, no se irrita, no trama males, no se alegra ante mentiras, sino concurre a la verdad; lo encubre todo, cree en todo, siempre tiene esperanzas, lo aguanta todo. El amor nunca deja de existir, aunque cesen las profecías, se paren las lenguas y se pierda el saber. Estas eternas palabras sobre el amor han encontrado plena materialización y en tu vida. Padre, cuéntame, por favor, ¿el amor siempre fue contigo?

ILYAS: Cuando niño, quizá sin que yo mismo lo entienda, el amor fue siempre conmigo, era igual a la estrella del Norte que me guiaba por el camino del vivir. Cuando yo con mi hermano menor Ravnak nos quedamos sin padres, recuerdo un suceso de aquél período de mi vida. Yo tendría en aquel entonces 9 años, Ravnak, 7 años. Pues, una vez, Ravnak dejó de ir a la escuela, una semana entera sin estudiar. Me acuerdo que le he encontrado en la orilla del río Esiyai, le he reñido mucho, le he tomado de la mano y le he conducido a la escuela. Recuerdo claramente este suceso y creo que a mí, todavía un niño, me hizo proceder así, sin duda alguna, el amor por mi hermano menor, y, pienso, que el amor ha sido presente en toda mi vida – amor por Dios, por mis padres, mi hermana, mi hermano, más tarde, el amor para mi única mujer, la esposa, luego mi amor paternal para mis hijos y mis nietos, y claro, siempre he tenido amor para todo el mundo. Para conservar esta cualidad del amor siempre me ha ayudado mi memoria, todo lo que he memorizado en casa de mi padre con la leche de mi madre. Los kazajos dicen: “Lo que vea el polluelo en el nido, eso hará cuando lo abandone volando”. No es casual la aparición de esta sabiduría popular. El ejemplo de los mayores en la familia es contagioso. Un buen ejemplo – los niños crecen sanos de alma y cuerpo, un mal ejemplo – sabe que irán por el camino de la vida, como dicen, con el alma dislocado. El carácter, los hábitos de los mayores, sus concepciones – todo es absorbido con avidez por nuestros hijos. Y cuando son mayores, elaboran sus conclusiones, dan una apreciación a las acciones de sus padres. Yo, hijo mío, he querido, sin duda alguna, siempre que te llevaras de la casa paternal sólo lo bueno, sólo amor. Sobre mi concepción del amor he escrito en el poema “Аli- Farabi”:

Con mente fría no llegarás a cimas ,

Las mentes las inspira sólo la sabiduría del amor.

El amor da alas a pueblos, a siglos,

Coloca al intrépido en la silla del jinete,

Él inspira a hombres para una hazaña,

El amor es listo, y fuerte, y amargo.

Concluyendo este excelente tema del amor, yo quisisera relatar una milagrosa leyenda, que al recorder, tú siempre podrás disponer en tu corazón de esta excelente cualidad – el amor.

La leyenda del pájaro de oro. Dios ha creado el pájaro de oro, le dio belleza y libertad. Pero era de oro solamente por encima. Dios hizo al pájaro de cobre habitual y lo cubrió por arriba con una fina capa de oro. Pero cualquier día te convertirás en un verdadero pájaro de oro, - pronunció el Creador. – Es verdad que para ello has de cumplir dos condiciones. La primera condición, - añadió Dios,- a pesar de que todos te van a considerar de oro, tú misma nunca debes olvidar que realmente estas hecha de cobre. La segunda condición – los hombres te van a creer de oro, pero tu nu ocultes que estas hecha de cobre. El hombre es bueno desde su nacimiento y te va a querer. Al enterarse de la verdad, el deseará de todo corazón para que te conviertas lo más pronto posible en un verdadero pájaro de oro. Yo tomaré esto en cuenta, te lo prometo.

Pero el pájaro, hecho de cobre y cubierto de oro no cumplió ninguna condición que le había planteado el Creador. Él razonaba así: si el hombre tanto quiere creerme de oro, ¿por qué desilusionarlo? Quien sabe, quiza pierda el interés hacia mí. Además, no veo nada malo en lo que soy de cobre. Y al hombre no debe importarle tanto lo que represento yo en realidad.

Y todo se acabó con que Dios decidió abrirle al hombre la verdad sobre el pájaro. El eliminó la doradura engañosa. Y el cobre se cubrió seguidamente de óxido verde. El pobre pájaro, ayer aún brillante se ha convertido en un pedazo de metal deslucido.

La moral de esa historia es tal: sé franco siempre, no ocultas tus deficiencias ante los hombres, no seas altanero y envidioso. Y Dios te ayudará hacerte persona de buen corazón. El cobre y el oro siempre están presentes en el hombre. El cobre son las deficiencias del hombre – orgullo, avidez, envidia, etc… Pero el oro es – amor verdadero que siempre lo hay en el ser humano, pero a menudo, él no lo observa. Existen hombres diferentes – en unos hay más cobre, pero menos oro y al revés, tal como existen artículos de oro de diferente ley. Estos dos metales siempre están presentes en el hombre, pero cuán mucho cobre haya, si el amor sincero para Dios y hombres es verdaderamente fuerte, entonces el ser humano devendrá infaliblemente de oro puro. Gracias al amor, cualquier hombre puede convertirse en el pájaro de oro.

Kozykorpesh: Gracias, padre. Esta leyenda me es tan aleccionadora y útil y trataré tenerla presente siempre. Sí, el amor, si entra verdaderamente en nuestra vida, puede hacernos felices. Padre, quisiera preguntarte también sobre la felicidad. La felicidad es nuestra toma de conciencia interior del contento y de la plena satisfacción por el estado de nuestra existencia. Henri Matisse dijo lo siguiente sobre la felicidad: “Es feliz aquél que sabe cantar con el alma limpia y abierta… Hay que saber hallar alegría en todo: en el cielo, en los árboles, en las flores. Las flores florecen por doquier para los que desean verlas”. Al parecer, esto es lo más difícil – aprender en la vida cotidiana a ver lo esencial, que “las flores florecen por todas partes”, que la felicidad está cerca, siempre te acompaña, sólo falta verla y tomarla. Yo recuerdo como has dicho durante la última conversación nuestra las siguientes palabras acerca de la felicidad. Como son inalcanzables las estrellas en el cielo, tan difícilmente se da la felicidad al hombre en la tierra. Ella no viene directamente a tus manos. Ella es como la cebellina en su preciosa piel, pero ¡trata de cogerla! ¿Es que el hombre no ha nacido para ser feliz? ¿Por qué ciertas personas se meten, sin meditar, en la vida de otros? ¿ Por qué muchos han nacido para ser destructores de las alegrías de vivir y no creadores? ¡La vida no torna para vivirla de nuevo, con más pureza y honestidad! Son muy bienvenidas las palabras de Iván Turguenev acerca de la felicidad: “La felicidad es como la salud: cuando no le prestas atención, significa que existe”. De veras, cuán fantasmagórica es la felicidad en nuestra vida. La gente hasta cree que la felicidad no es mucha. Pero Dios, el Creador del Universo, siempre ha deseado que nosotros, los seres humanos fueramos felices, que hubiera mucha felicidad para cada uno. ¿Qué crees tú, padre, acerca de la felicidad, es posible que el hombre sea feliz?

CAPÍTULO 8

LA VIDA Y LA FELICIDAD

ILYAS: Claro, hijo mío, la persona fue creada para la felicidad, y creo que, a pesar de todas las desgracias y preocupaciones de la vida, podemos estar realmente felices. Para mí, la felicidad, en muchos aspectos, consistía en mi obra, trabajando me olvidaba de todo. Uno de mis trabajos predilectos son los diarios. Como con el amigo más íntimo, comparto con estas páginas los pensamientos, suposiciones y dudas. Estas horas claras me traen una satisfacción personal muy grande y en este momento no hay persona más feliz que yo. Todos los asuntos y preocupaciones, dudas y alarmas se me bajan hacia al fondo, se me olvidan. El trabajo y la obra para mí siempre era la fuente de la felicidad. Me acuerdo que estaba infeliz porque durante un período largo no podía editar mi libro. Uno de los principios básicos del futuro es el ego de buena voluntad universal. Y la malevolencia existe, por desgracia, en nuestros días también. Esto se manifiesta, pero de otra manera. Unos jefes tapan la boca por el que quiere decir la verdad, el amigo no deja crecer a la persona capaz joven. Para el trabajador de profesiones liberales la desgracia más grande es renunciarle la obra.

Padre, para ti la felicidad consistía en gran medida en tu obra. Sinceramente ha dicho las palabras siguientes de la felicidad: “Noto la Esencia de la vida feliz enteramente en la fuerza moral”. ¿Qué tenía en cuenta Tsitseron bajo la fuerza moral? Es posible que lo principal está en la persona no material, sino en el comienzo espiritual. Probablemente, son las más correctas palabras, pero el motivo de la felicidad consiste en lo dicho por el Jesus Cristo en el sermón en la montaña: “Están felices, las necesidades espirituales que reconocen, porque les pertenece el reino celeste”. El padre, conforme con estas palabras, has hablado sobre la felicidad en tus obras. ¿En la actividad espiritual?

ILYAS: Sin duda, es así. Aunque, hablando sobre espiritualidad, Jesucristo, en gran medida, teniendo en cuenta la probable, la necesidad puramente espiritual de la persona, la comprensión profunda interior y el reconocimiento que el Dios, el fundador de todo, pasa en la tierra por ella a la voluntad, el deseo interior de adorar al Dios. Mi actividad creadora también, en cierta medida, es el trabajo espiritual porque trataba de escribir sobre las verdades eternas del amor. La justicia, la sabiduría. Probablemente, por eso mis poemas me han traído así mucha felicidad en la vida. Ahora, recordando toda la vida y las dificultades distintas, la reconozco con todo eso solamente hermoso y feliz. No recuerdo lo que era malo en mi vida, en mi memoria se quedó solamente lo bueno. La memoria humana es divina. Sólo al pensar en el pasado, todo emerge como en un cine. Tu alegría, el dolor de los amigos y las amigas. Mientras vivo, nada desaparece sin dejar huella. Todo en ti, en tu corazón. Al nacerte, en seguida, el mundo hermoso, el mundo de luz y amor, se abre para tí, apenas entreabres los párpados. Pero la vida pasa, sólo te acuerdas de la felicidad... Indudablemente, la fuente de la tristeza y la alegría de todas las personas es nuestra vida. Puede ser difícil y complicada, pero siempre es hermosa, como todo que creó El Dios. La felicidad, a menudo, te cuesta percebirla en la vida, vives y siempre te preocupas por algo, algo haces. La agitación cotidiana simplemente no te deja comprender si estés realmente feliz. León Tolstoi dijo las palabras asombrosas sobre la felicidad. La felicidad no consiste en hacer siempre lo que quieres, sino en querer siempre lo que haces. Realmente, puedes estar feliz, cuando cualquier trabajo te da alegría. ¡Dios quería que cualquiera de nuestros trabajos sea una alegría para nosotros, que no trabajemos por trabajar y que creamos con el amor! También la felicidad es imposible sin movimiento hacia adelante, sin perfeccionamiento. La felicidad es el objetivo de la vida, pero ello extiende, a veces , y después la vida es así. A veces, la felicidad y la vida son incompatibles. Entonces, hay que negarse de la vida. Si la felicidad se extiende más que la muerte, quizás, es uno de los medios para vencer la muerte. La felicidad es una noción dinámica y no estática, no se para en lo alcanzado, exige victorias posteriores, el movimiento posterior para el adelante. Para mantener la felicidad hay que conquistar nuevas cimas constantemente. Por eso, la felicidad es, probablemente, un estado de la alma cuando constantemente estás trabajando, todo el tiempo estudiando algo nuevo. Konfutsiya tiene las palabras sabias:

“El maestro ha preguntado:

¡-TÜ! ¿Oías sobre seis dignidades que pasan en seis errores?

¡No! - respondió Tszylu.

¡Siéntate! Te diré.

Cuando aspiran a la humanidad, pero no quieren aprender, este error lleva a la tontería;

Cuando aspiran a manifestar la mente, pero no quieren aprender, este error conduce a la impertinencia;

Cuando aspiran a ser sincero, pero no quieren aprender, este error causa el daño;

Cuando aspiran a la rectitud, pero no quieren aprender, este error lleva a los disturbios;

Cuando aspiran a la inflexibilidad, pero no quieren aprender, este error lleva a la sinrazón ”.

Realmente, la aspiración siempre obliga estudiar algo nuevo, nos previene de las faltas en la vida, ya que la vida es el estudio constante. Por eso, si la persona realmente quiere estar feliz, debe tener un fuerte deseo interno para estudiar. Gracias a lo que estudiamos nuestra vida se hace correcta, más feliz.

Te hablaba ya, qué alegría y felicidad trae el amor a la vida de cualquier persona. Así la felicidad para tí no puede ser sin felicidad para tu pueblo, sin amor a las personas. Por eso, siempre es necesario querer, recordar algo de tu vida y hacer todo lo necesario para que la vida de las personas se mejore y se perfeccione. Alguien dice que quiere la felicidad para el pueblo, pero no comprende qué quiere su pueblo. Él tiene una noción sobre lo malo y lo bueno y quiere que el pueblo haga así, y no de otra manera. Tal persona no puede comprender, de ningún modo, que el pueblo quiere hacer de otra manera. Aunque él quiere al pueblo, a su manera, diría que su amor egoísta es irrazonable. Hay unas personas que, de verdad, quieren el pueblo, con todo el corazón intentando a comprender sus esperanzas y necesidades. Habiendo comprendido la voluntad del pueblo, la aceptaría. La voz del pueblo es la voz del Diós. En total, el pueblo, al pasar algunos siglos, conservó la comprensión correcta de lo bueno y lo malo, dicha comprensión es la palabra del Dios. Por eso, si queremos estar felices, simplemente tenemos que vivir por las necesidades y las esperanzas del pueblo. Quierer el pueblo es una felicidad enorme para cada persona. Como es posible estar feliz, si el pueblo está infeliz.
El pueblo kazajo, realmente mártir, siempre que deseaba los mundos y la felicidad. A lo largo de la historia difícil y heróica de nuestro pueblo siempre se encontraban las personas que luchaban por su felicidad. En los diarios he escrito, en cierto modo, sobre el futuro de Kazajistán, he dado la apreciación optimista. Si hace treinta siglos los kazajos eran tres mil, hoy son seis millones. Hoy no tenemos miseria como el fenómeno de los tiempos de grande vida, puesto que están bien ajustados los mecanismos de las garantías sociales, todos los ancianos reciben las pensiones dignas. Estoy convencido que todo esto no es el límite y nuestro pueblo debe vivir en el futuro visible aún mejor. Nuestra mañana debe ser mejor que ayer. Baikonur, Karaganda, Ekibastuz, Mangistau, Guriev, la Tierra virgen, Alma - Ata. Es la lista incompleta de nuestro éxito. Para el escritor existen unas santas nociones que son más caras que la propia vida. Como a mi héroe principal el kan Kenesary. Es el destino de nuestra nación, sin duda, y propio honor. Aquí mi credo vital. Y el sentido de la existencia. Ahora Kazajistán se encuentra en otra formación económica y social, ha llegado al capitalismo, la economía del mercado, no todo ha salido tan optimista como pensaba. Pero con todo esto, creo que el pueblo superará las dificultades gracias a la sabiduría multisecular y podrá vivir feliz. En la historia de los kazajos habían los tiempos difíciles, pero, a pesar de eso, el pueblo superó todo y se quedño vivir en esta tierra que le dió El Dios.

Desde el siglo dos hasta el siglo diez y ocho tres veces intentaban exterminar el pueblo kazajo. Tres invasiones desastrosas (los hunos, los mongoles), parece que lo quitaban definitivamente de la faz de la tierra.Y luego ha comenzado el decimoctavo siglo con las expediciones coloniales del zarismo ruso, con el poder cojano de los kans de Bukhara.

Todo pasado del pueblo heróico e infeliz se reducía a los sufrimientos, las luchas sangrientas, las victorias y las derrotas.

No sólo por eso el alma del pueblo kazajo se conservó no sólo en las canciones, en las historias alegres y las leyendas heróicas, sino, y es más importante y en eso la esencia, se conservó en las imágenes geniales de Korkyta y Asan Kaygy.

Los siglos vagabundeaba el peregrino Korkyt eterno encima del camello de pies ligeros, esperando encontrar la tierra donde no hay muerte. Pero donde él ni iba, en todas partes ante él se abría la tumba desbocada hoyo vacío y estrecho, que siempre en las leyendas del pueblo kazajo era el símbolo verdadero de la muerte. Y entonces él ha comprendido que es inmortal solamente la obra. La persona muere, la canción se queda. Y él ha enseñado a los kazajos a jugar en cofres.
¡Otro héroe de la leyenda de Asan Kaygy busca también la tierra de Promisión, donde los pájaros harían los nidos sobre las espaldas de las ovejas! Una imagen más silenciosa y de paz el poeta, por lo visto, no podía inventar para expresar la melancolía sobre la tranquilidad y el silencio para el pueblo. Y vagabundeaban los siglos grandes del pueblo kazajo, buscaban la calma y no podían encontrarla.

Esta búsqueda eterna de la felicidad y el mundo siempre continuaba y continúa ahora. Y es posible, alguna vez Dios dará la felicidad a todas las personas en la tierra.

KOZYKOPRESH: ¡Gracias, al padre! Que pensamientos sabios de la intercomunicación de la felicidad de cualquier individuo con la felicidad del pueblo entero, todas las personas en la tierra. Realmente, es una gente simple que queremos nosotros, no nos presentamos habitualmente sin contacto con el pueblo. Maxím Gorky dijo: “El Pueblo no sólo da la fuerza que crea todos los valores materiales, sino da la fuente única e inagotable de los valores espirituales...” El pueblo, realmente, da la fuente de muchos valores espirituales, a propósito de la única cosa, claro, incorrectamente, y como Dios da la fuente principal de los valores espirituales. El padre sinceramente quería al pueblo. Siempre sentía cómo al padre le dolía el corazón por el pueblo, tú no lo compadecía, y quería de verdad. Que lo viera y lo sintiera. En el libro "Los Nómadas" has dicho del pueblo kazajo las palabras asombrosas, que siempre recuerdo. ¡Qué sabio es mi pueblo pobre! excepto el kazajo, nadie no ha llamado esta vida “jungla", es decir, el engaño y el espejismo. Realmente, la vida la encontrabas ilusiva y rápida... Pasó como un instante... Cuentame, por favor, sobre el amor al pueblo kazajo, a todas las personas, en que se expresaba y como te conseguiste conservar este sentimiento para siempre.

CAPÍTULO 9

EL AMOR Y EL PUEBLO

Ilyas: Como es posible no querer al pueblo que te ha criado, te ha alimentado. Este sentimiento del amor a la tierra natal, a las personas, con las cuales has crecido y que ahora viven a tu lado, a cada persona, pero es que a muchos con el tiempo comienzan a embotarse, y luego, en general, empieza a desaparecer. Para mí el amor al pueblo es inseparablemente vinculado cxon el amor a la tierra natal. No existe para una persona un sentimiento más sano que el amor a la patria. Este sentimiento, con los hilos invisibles, con mas fuerza el lazo del pelo, vincula a cada uno con aquel lugar donde nació. Y como es imposible romper el lazo, es imposible destruir el corazón de una persona por su amor a la patria. Y bien, y si ocurre que alguien rompería por descuidado el amor a la tierra natal, pasaría su corazón a la melancolía, ni por un minuto no dejaría de olvidarlo. Este asombroso sentimiento del amor a la tierra natal, es como si cantara dentro de ti. Las canciones kazajas refuerzan en muchos aspectos nuestro amor a la patria. El pueblo kazajo canta siempre. Nace el niño y los ancianos cantan al lado de su cuna, muere el anciano y los niños con la canción lo bajan a la tumba. Se llama esta canción muerta, es decir cancion de la inexistencia. Cantan paseando, cantan trabajando. Cantan por la mañana, cantan por la noche, cantan en la pena, cantan en la alegría. Muestran la novia a los invitados y cantan con los novios. Los casan y cantan al calor. Se enamoran y cantan, y si dejan de querer, cantan también. Y la canción sobre la muerte del famoso Kulagera , el Ahan, fue compuesto por el amor, el Azufre, es un himno verdadero del dolor, la ira y el sufrimiento, la conoce cada kazajo. Se enorgullecen los kazajos de esta canción, no menos que los hindúes al milagro de mármol de Tadzh. Movía cada pueblo que reproduce la vida. A los griegos que fosilizaron en las piedras de la Acrópolis, a los italianos que se encarnaron en las telas de Rafael, los kazajos dejan la canción. Pues, es lo mejor que sabía crear el pueblo. Creo que no hay ninguna persona que no quiere la canción del pueblo. Hablan sobre la tristeza o la alegría, sobre el amor o el odio, sobre el encuentro y la separación. . Todos los sentimientos de la persona están reflejados en las canciones populares. Pero las canciones hablan más sobre lo que es la vida intelectual del pueblo, su descontento presente, su sueño al futuro, su esperanza. Todos los hechos históricos se reflejan obligatoriamente en las canciones, pues, en ellos el pueblo se reconocía como si. Aquí precisamente se escuchan las canciones populares. Y en absoluto, porque yo, el kazajo, más justo, no sólo porque yo soy el kazajo primero, en que pienso, cuando escucho tal canción, es cuya alegría o la tristeza que me entrega? ¿Quien se reía o lloraba, componiéndola? Porque el fundador de tal canción se entrega al pueblo enteramente, sino también una persona concreta por separado. Que jubila o que sufre. Él andaba mucho tiempo, pensaba, sufría o se alegraba, y aquí, al fin, sus sentimientos se separaron de él y se convirtieron en una canción, y el pueblo aceptó esta canción y la llevó después a todos los que sufren y que se alegran se juntaron también a esta Procesión. En esta fusión del pueblo y las personas consiste, en mi opinión, aquel gran misterio que yo trato de adivinar. Sin duda, la sensación en el lazo indisoluble con la tierra ha permitido a los kazajos crear tales canciones hermosas. El nómada, el kazajo, siempre quiere la tierra, la estepa. No soy la excepción. Para mí la estepa kazaja es como mi propio cuerpo. Aquí, ante todo, cada hierba, cada piedra, todo es de mí. Para mí la estepa canta, como amor, y no cambiaré sus colinas quemadas, la estipa plumosa y hasta los huesos amarillos en el camino por ningun paraíso. ¡El camino! ¡El camino infinito, ilimitado, como la esperanza! Y alrededor está la estepa infinita. La estepa kazaja. La estepa de mis abuelos y padres. ¡Mi estepa natal! Se equivocan los que creen que la estepa es aburrida, monótona. Me parece un libro vivo y sabio que da la luz a las imágenes asombrosas. En total, los kazajos siempre tenían un lazo indisoluble de su vida y el mundo circundante. Por fuerza de su modo de vida nómada se encontraban constantemente en la tierra, siempre y en todo momento la estepa determinaba su conciencia. Para nosotros, los descendientes de los nómadas que vivían antes en el movimiento constante por la estepa pastando el ganado, dedicándose a la caza y no paraban el entretenimiento, y para sobrevivir, la naturaleza jugaba el papel enorme. El tándem: las persona y la naturaleza en la dosunidad personificaban dos orillas del río de la existencia. Precisamente por eso, en los tiempos antiguos y considerablemente más tarde, para la sociedad no urbanizada kazaja, que llevaba la vida nómada, el papel de la naturaleza tenía el significado primordial. El estado de la naturaleza que les rodea, el ambiente de la habitación se transformaba en el estado de la alma del pueblo. La intercomunicación entonces era no mediata, como a los ciudadanos, sino directa. Sin duda, la vida en la estepa, en la intercomunicación con la naturaleza que rodea, dejó una cierta huella en el carácter del kazajo, el nómada. La sensación por la partícula más pequeña del mundo enorme creado por El Dios, la desprotección de las fuerzas de la naturaleza, aplazaban también la huella a la concepción del mundo del pueblo. Por eso El Dios, el Fundador del universo, siempre era la vida del nómada, no era para el reborde su vida, sino era siempre el centro de todo, dentro de su alma, simplemente sin Dios no pensaba la vida.
Es necesario juzgar al Fundador del mundo que creó. Envejece y mira, da lo mismo este mundo, como en el primer día, cuando abrió los ojos. Todo está vinculado con tu vida: la estipa plumosa cerca del reborde que chorrea bajo el viento; el ratoncito que tiene prisa en la madriguera; la piedra estropeada por el viento y el polvo, que era una vez la piedra, todo de ti y contigo. ¿Pero cómo entonces es la muerte? ¿En qué está el misterio? El mundo en mí y conmigo, mientras siga vivo. Día tras día, año tras año rueda la vida, va velozmente, como si la estepa bajo los cascos del caballo de carreras alado, y vuelas, con negligencia balanceando en la silla, todo capturado por el movimiento inevitable y eterno que parece la vida. Como la tierra, donde naciste, el sol que desde el primer minuto te calentaba. El cielo, bajo que querías. Pero no existe y recordará él la muerte que bate inesperadamente y más con fuerza cualquier hermano. En el libro "Los Nómadas", a lo largo de toda la narración sobre la vida de los kazajos, quería mostrar lo principal: A pesar del carácter trágico de los acontecimientos, el pueblo vivía en el lazo indisoluble con el Fundador y el permiso de todos los problemas y las preocupaciones él trataba de encargar en El Dios. A finales del libro "Los Nómadas", las palabras del kan Kenesar, que sobrevivía profundamente por el pueblo kazajo, que reconoce la tragedia enorme de la patria aturdida, la infelicidad que sobrevivía el pueblo, quería decir el pensamiento principal:

... Y ha comenzado a sonar de repente, ha comenzado a llorar , y la voz cascada senil ha puesto a cantar. Había Kenesary, en la reflexión es cargado. Como con la vida, de la patria se despedía de él. “¡El dios mitológico!” - ha dicho, habiendo manoteado,

Y por una voz ha dado una vuelta el gemido...

Son las palabras principales sobre “el Dios mitológico”, él siempre y en todo ayudaba al pueblo kazajo y no sólo a sobrevivir, sino también conservar aquel territorio enorme llamado hoy Kazajistán.
Las vidas separadas humanas que han pasado en un siglo, eran de todo los granos de arena, pero la luz aquella que radiaba sobre el mundo o ardía en el candil, sólidamente e iluminaba eternamente la vía a las generaciones de nuestros antepasados. La voluntad creadora y el genio de los llaneros no eran aplastados por las pruebas severas. Además, el arte era 90 años para ellos una de las formas de la lucha. El pueblo kazajo ha sabido conservar y desarrollar la civilización antigua creada por los nómadas de las estepas asiáticas. Nuestros antepasados olvidaban nuestro pasado y también no se volvían de espaldas a lo presente, precisamente reconociendo el lugar en el mundo... Fuego en el candil ardía siempre. Gracias al Dios y la sabiduría del pueblo, el pueblo sabía sabido sobrevivir y superar todas las dificultades y conservar la originalidad. Una gran estepa kazaja, gracias al Dios, se quedó en la vida de los kazajos para siempre. La estepa entró para siempre en el corazón, la sangre y la carne del kazajo. La vida en la estepa, a pesar de la monotonía que parece, era extremadamente diversa y hermosa. La persona, viviendo en armonía con la naturaleza, como se reunía con ella. Se puede comparar la vida del kazajo en la estepa con la poesía. ¿Qué es el misterio en la poesía? Por separado, la palabra como las palabras. Nada especial. Pero pon por su serie el poeta presente ... Aquí y la vida también... Los Días corren uno detrás de otro, no paran. La vida pasa, como un instante, como un día. Parece, todos los días vividos son iguales... Pero reflexionarás, mirarás, el Dios te mira, ya que no hay ni un día parecido a otro, no era... Realmente, la vida en armonía con la naturaleza es única y hermosa, y cada día, la salida y el acoso es inconfundible, pero es hermoso, y las personas se hacen hermosas y viven sin agitación superfluencia, que nos molesta así en la ciudad. Sin duda, gracias al amor a la tierra natal el pueblo podía sobrevivir. Los kazajos es un pueblo realmente heróico. El destino de este país estepario situado en la jungla entre el Este y el Occidente es pesado y amargo. Son numerosas sus desgracias. Pero con el honor pasó por todas estas pruebas, pero nadie a dado con la tierra. Setecientos años de las guerras contínuas con los invasores. Y muchos de ellos murieron, se disolvieron y algunos hasta se fgueron a la inexistencia histórica, y nos hemos quedado. La crisis comenzó solamente en las últimas décadas del siglo 19. Aquí entonces, realmente, podía comenzar la quiebra nacional, el pueblo se conmovía, las mentes se agitaban, los tiraban de una a otra parte, el accidente estaba muy cerca. Pero todo pasó. Esta lucha infinita por el sobrevivir reforzó el espíritu del pueblo que continuaba vivir y crear. En la novela "Los Nómadas" el kan Kasyma dijo: “Iban e iban sobre los linces delante de él los miles terribles ecuestres, arrebataban por orden los sables de la vaina con el seguro puesto, y el kan Kasym pensaba en el destino de la estepa kazaja. ¡De qué no veía solamente, qué conmociones no ha sobrevivido por la historia multisecular! Parece, que no existen los conquistadores que no pasaron por esta tierra con el fuego y la espada. Pero, como la hierba aplastada por los cascos, se desarrugaba de nuevo y revivía el pueblo. Y mientras las raíces en la tierra natal no arrancaran, no lo pisaran de nuevo, revivirá de nuevo!...” La culminación del llanto multisecular y el dolor, la sangre y las lágrimas del pueblo kazajo es la canción, el llanto de "Elimay".

Los países natales desaparecen de la vista...

¡Oh, patria máa! Sollozos nos ahogan.

¿Por qué, El Dios, por qué al pueblo nuestro inconsolable

Cada uno le oprime y persigue cada vez?

Con el misterio por el sueño de los lugares amables nos hemos ido,

Con la cabeza deprimida nos hemos ido. Dios sabe donde...

¿Qué encontrarás en el país lejano, mi pueblo pobre,

Que sea más caro y carnal de la tierra abandonada?

Las adversidades y la melancolía nos ahogan desde la infancia,

Sin haber desatado la flor, pierde el tallo el color.

Espera a cada uno el triste destino de Korkyt.

¡Oh, mí pueblo! No hay lugar bajo el sol para tí bajo...

Donde llevabamos la vida nómada fácilmente como las grullas.

¡Adiós, el país natal!

Adiós, la belleza de la tierra,

Donde queríamos hacernos la familia unida

Y tantas patas rapaces y los picos los hemos atraído.

“Еlimai” es el himno del dolor y la pena nacional. En esta canción está todo: amor, esperanza, fé, es como una oración al Dios. Escuchando "el Abetode-mayo", cada kazajo siente el sentimiento indescriptible de la pena, las lágrimas que caen de los ojos como la sangre del pueblo, y el corazón se rompe de la tristeza por la patria mártir. La estepa kazaja estudiaba el pueblo que vive en esta tierra, la sabiduría. El kazajo nómada, aunque no comprendía nada en la geología, dió los nombres exactos a aquellos lugares, donde el pase de las ovejas. Cerca de cada tierra la coloración, las señas, y el kazajo, la experiencia de sus antepasados lejanos están aquí y sólo. Sin filosofar maliciosamente, él distribuía los nombres: el Filón de oro (Altyn Emel), el lago de hierro fundido (Shoiyndy la estaca), el Plomo de la piedra (Kortasyn tас), Dzhezkazgan (donde cavaban el cobre) y después crecieron aquí las empresas industriales, las fábricas que transforman los minerales del valor. Lo puede cada sabio del pueblo. Es pequeño o es grande por el número. Así es convenida la persona. Por lo que el kazajo estepario conservó la experiencia de los antepasados lejanos, su sabiduría profundísima, habla: de nosotros, los kazajos, el pueblo más sabio en la tierra. Quiero también el arte del pueblo. Solamente la fantasía del kazajo, que dirigió la mirada pensativa a la línea azulada del horizonte, podía engendrar a luz tales personajes profundamente filosóficos como Asan-kaygy, Korkyt, Ayaz-bi.

También, gracias a aquella sabiduría adquirida por el pueblo que vivía en armonía con la tierra, trataba a sus mujeres con el respeto, por todo el corazón y la mente queriendo a la mujer, la madre. El carácter del pueblo está determinado por la mujer-madre. Las mujeres de cada pueblo determinan, en realidad, el carácter nacional. Tal vez, en todo Oriente no hay una mujer más amante de la libertad y más libre que la kazaja. Nunca escondía la cara detrás de la red espesa del velo, sabía querer luchar por el amor, no temía de estar junto con los ancianos del consejo, y cogía, en caso de necesidad, la alejaba con las flechas, corta y curva, y montaba el caballo. Las leyendas kazajas guardan muchos nombres de las mujeres atrevidas y sabias.

Al final, los ejemplos hermosos del amor infinito, en primer lugar, ví en la madre y la hermana, también en mi mujer Dilyare querida. Iván Turguénev dijo las palabras siguientes de la mujer: “La Mujer no sólo es capaz de comprender el sacrificio de sí mismo: sabe sacrificarse.” Aquí la habilidad de sacrificar para otros es más accesible para la mujer, el hombre filosofará mucho tiempo y encontrará la lógica de tal acto, y la mujer, conducida por el sentimiento del amor, sacrifica todo sin reto. Es el sacrificio de sí mismo para la familia, los niños, veía constantemente, ante todo, en mi mujer y tu madre Dilyare. A su parte, desde los años jóvenes ocurrieron tantos acontecimientos trágicos y dramáticos, pero ella con el honor venció todo y siempre se quedaba el amor completo a las personas. Dilyare llevó por toda la vida, 96 años, el amor grande uno a otro, dividía conmigo todo de la amargura y el fracaso de mi vida, me inspiraba para la hazaña creadora y salvó de muchas desgracias.

El padre, nuestra mamá, el ejemplo convincente de la mujer hermosa, la madre, la mujer, la hermana, que sabía llevar a través de toda la vida el amor a ti, a los niños, a los nietos y los biznietos. Todos nosotros la queremos mucho y estamos agradecidos por lo que nos ha criado, por su amor abnegado a todos nosotros. El padre, también queria preguntar por tu actitud hacia el problema del poder y la dirección del estado, en los diarios se quedaron muchas anotaciones sobre esta pregunta, probable, ¿este tema te agitaba? Me acuerdo, cómo siempre, que recomendaba muy bien a Dinmuhamede Kunaev como una persona hermosa y el dirigente bueno. Hay un dicho antiguo que las personas desctacadas nacen para la felicidad del pueblo o para su desgracia. Dimash Ahmetovich ha nacido para la felicidad del pueblo, él es infinitamente querido por cada uno nosotros. Especialmente, le quieren los que se encontraban, a menudo, al borde del abismo y cuya vida pendía en un pelo. Sus cualidades principales son el humanitarismo, la justicia, la comprensión profunda de la esencia del asunto. La sabiduría profunda siempre le distinguía a él. Por los asuntos merece el amor sincero del pueblo, su nombre puro se queda grabado en la memoria para siempre de los descendientes agradecidos. Le has dedicado hasta el libro entero “La Lancha que cruza el océano”. Sobre este libro has escrito: “Cuando escribía el libro“ La Lancha que cruza el océano ”, quería fidedignamente describir, ante todo, la historia del tiempo, la vida de las personas. Quería que sobre tal hombre de estado como Dinmuhamed Kunaev, sus asuntos concretos sepa el pueblo. Si los asuntos son buenos, ¿qué pasa? Los prototipos de mis protagonistas son los dirigentes del estado y por eso detener el libro es, simplemente, tonto. La esencia de mi libro consiste en la descripción de la vida de mis héroes no adornados y tales como son en realidad. ¿Pero qué de esto? ¿Acaso, por tales indicios es posible hacer los reproches? Otra cosa, deformar los hechos de las consideraciones. Esto no existe en el libro.” Realmente, es incomprensible, ¿por qué en aquel tiempo no permitieron imprimir este libro, aunque Kunaev tiene otra opinion en frente de todo?


CAPÍTULO 10

LA VIDA Y EL PODER

Ilias: Кunaev, probable, quería en el fondo del alma que el libro salga. Sin embargo, era tan convenido en aquel tiempo el poder estatal que una persona no podía solucionar tal problema, hasta los dirigentes de la Unión Soviética, cada uno por separado, no podían aceptar la decisión de tales preguntas ideológicas, como la edición del libro sobre la vida de la personalidad política.

Probablemente, en el libro “La Lancha que cruza el océano” y especialmente en "Los Nómadas" y en “la Horda de Oro” te has encontrado muy cerca con el problema del poder en una Gran estepa. Recuerdo, cómo en una carta a tí, la escritora polaca Cristina Dam escribió las palabras siguientes: “La capa superior de la trilogía "Los Nómadas" es histórica, pero el contenido interior es un tratado muy interesante filosófico sobre el poder. Las reflexiones son instructivas, universales y profundamente sabias”. Completamente estoy de acuerdo que en el pensamiento de "Los Nómadas" es un tratado sobre el poder, y añado que “La Horda de Oro” es la continuación de este tratado. Las personas siempre se interesaban por el problema de la dirección del estado y el pueblo, a muchos gobernadores modernos del libro de mesa les sirven los trabajos de Nikollo Makiavelli escritos hace muchos siglos. Se queda actualmente, por ejemplo, uno de sus pensamientos:“ El gobernador sabio debe apoyarse en el amor y el miedo, pero preservarse del odio ”. Probablemente, esta regla muy lógica ayuda a los gobernadores a encontrar las decisiones óptimas en la dirección del estado. ¿Pero si ayudan estos consejos a la gente sencilla? ¿Si más fácilmente por ello se vive en este mundo difícil aplicando estos consejos? O a las personas les resulta más próximo el punto de vista bíblico:“ No está en poder de un andado dirigir sus pasos” y también dicen:“ ... Una persona domina sobre la otra haciéndole el daño”. Es muy difícil negar todas estas palabras del Diós, lo testimonia la historia de la humanidad. Las monarquías, el imperio, la democracia, 100 dictaduras, los estados socialistas, todos los tipos del dominio humano fracasaron al fin y al cabo. No es la excepción y Kazajistán: todos que gobernaron en la estepa, nadie podía crear la sociedad feliz, en que sea bueno por todo. ¿En relación a esto, el padre, cuéntame el punto de vista al problema de la dirección del estado, las personas en total, sobre la pregunta del poder en la estepa kazaja?
Ilyas: Sí, realmente, era obligado a ocuparme del problema de poder y dirección del estado, habiendo comenzado el trabajo sobre los libros históricos, sin embargo, en lo sucesivo profundamente investigando el material histórico, estaba aficionado sin ganas a este tema. El problema del poder y la dirección desde el tiempo de Genghis Khan adquirió en la estepa kazaja el significado primordial. La aportación de los mongoles durante la Horda de Oro de la idea de las autoridades centrales hubo el acontecimiento del significado enorme, además, por primera vez se hizo posible la asociación de las tribus aisladas, y también el acontecimiento significativo había una introducción de la legislación esteparia. Si tomamos el estado de la Horda de Oro, en vez de que llegan ya los kanatos puramente kazajos, así este estado era nómada, con todo el carácter específico que sale para él. La Horda de Oro a su descomposición tenía unos factores exteriores de la destrucción, la conquista por los estados vecinos y los motivos interiores, el carácter puramente económico, porque el imperio nómada se ha atrasado de los vecinos en la esfera de la producción, también por la causa importante de la descomposición se hacían los ajustes interiores, cuando en veinte años se han cambiado aquí 14 gobernadores. Es muy importante el papel de la economía al estado nómada, la base que es el desarrollo exitoso del país. En estas condiciones específicas encontramos originalidad económica a los kazajos. Si en la aldea rusa que se dedica a la cerealicultura, las parcelas de las tierras daban a luz la contradicción de clase, a la dirección Hubilaya (1200 - 1234) eran instituidos “la Administración central por la agricultura” en la capital y sus órganos en las provincias. Mongolia sabía que estaba asentado en China, ha capturado las tierras con los campesinos que trabajaban con ellos, y trataban solamente de sacar los ingresos. La comunidad de la tierra, los pastaderos para el nómada kazajo, independientemente del estado de propiedad, ha jugado para muchos siglos el papel social. Por ello, los nómadas, independientemente de lo que el hermano ganadero simple tenía que proteger la tierra general o conquistar a otro pueblo o la tribu del territorio que se hacía también conjuntamente. Esto creaba las premisias para la conservación de los géneros, las tribus en la estepa kazaja para muchos siglos. Para ser el estado, es necesario, en primer lugar, la presencia de tres indicios: la presencia del ejército, el sistema de los impuestos y el conjunto territorial. El kanato kazajo, a pesar de la división en tres, como entero tenía todos estos tres indicios. Es indiscutible de aquí que representaba ya uno de los tipos del estado feudal. Esto es indiscutible, si comparar con tal ejemplo:
“El crecimiento de la potencia de las tribus distintas. Tataros-mongoles, los tártaros y otros, que pasaba a lo largo del siglo 12, ha llevado a la aparición a una de las mas grandes formaciones”. Ha pasado y a los kazajos tres siglos después. EL papel especial objetivo y progresivo en la historia desempeñan los khanes que unieron y fundaron de las tribus separadas un estado único. A pesar de la crueldad evidente de unos y otros khanes, el papel progresivo de estas personas es evidente. Claro, es muy grande el papel de los gobernadores en la sociedad kazaja. Entre ellos habían muchas personas crueles e injustas, pero algunos, para la libertad y la justicia, iban a la muerte inminente. Ante todo, el khan Kenesary, que estas santas nociones se hacían más caras que la propia vida. Para él lo principal era la libertad del pueblo kazajo y su propio honor, esto era su credo vital y el sentido de la existencia. Pensando en los gobernadores, sobre sus caracteres y los actos, sobre la influencia en el destino de la nación, he comprendido mucho y he sacado los pensamientos sabios. Uno que gobierna a las personas y asume la responsabilidad por ellos ante El Dios debe tener el corazón de león. Claro que el gobernador bueno tiene una capacidad extraordinaria para tener en las manos el coche del poder estatal siempre en el estado trabajador. El estado se construye como una pirámide. Al sacar de ella una piedra, se caerán otras. Por eso, es muy difícil conservar el estado estable político y económicamente. Si recordamos la historia de nacimiento del nuestro sistema estatal, podemos ver lo siguiente. El décimoquinto siglo era muy pesado para el pueblo kazajo y en aquel siglo los kazajos, que se confrontaran en las crueles y intensas luchas, y las tribus han comprendido, al fin, que tienen que unirse para sobrevivir. Son ambiciosos y eran ambiciosos los jefes patrimoniales. Por la naturaleza eran los adversarios del estado único. Pero esta vez la racha potente nacional era tan grande que les apasionó sin ganas. Cuando se han dado cuenta, ya era tarde para resistir la voluntad pública. Siempre eran variables e inconstantes en la política patrimonial los sultanes. Siempre usaban al pueblo en sus intereses y empobrecían más las personas, más de jinetes del Cáucaso, se convertían en los jornaleros agrícolos y los esclavos. ¡Para la masa de los kazajos siempre era mejor si gobernaba la estepa de una mano! Y la sabiduría del gobernador consistía en el uso razonable de las rachas públicas en los intereses. Era en la estepa kazaja muchos khanes, quienes aprovecharon el apoyo público en el refuerzo del poder. Es grande el papel de los khanes - los conbinadores en la creación del sistema estatal. Normal es lo que toda la carta iba a través de las acciones de estos khanes, nosotros debemos ver, como a través del prisma, la acción del pueblo mismo, la verdad. Pues, porque “un gran khan” o “un gran zar” no eran sin apoyo del pueblo, porque nada podían hacer.
La existencia de cualesquiera de las Hordas antiguas no es posible identificar mecánicamente con la noción de zhuz. La palabra kazaja “zhuz”, quizás, podría traducirse como "la Horda" y “la horda” no se traduce como “zhuz". La palabra "la horda" es turca que significa el estado del khan. Y “zhuz" significa la unificación, la unión. Así, de las asociaciones de diferentes razas fue creada la comunidad políticamente separada (kaum es la palabra árabe, la comunidad, las personas, la unión, la sociedad) independientemente del origen. Se han establecido así y se han confirmado las Hordas. (La horda) Nagasaqui en Saraychike, Mogul - en Tashkent, el Kazak - en las estepas. El hecho mismo de la composición de estos géneros, zhuzes kazajos, demuestra que la división en zhuzes pasaba después de la formación de la nacionalidad kazaja, puesto que muchos de estos géneros consistían antes otros pueblos, las hordas, las uniones, y algunos de ellos hasta se encontraban fuera de los límites de Kazajistán actual. Lo que el término “vida y muerte” ha aparecido después de que se ha organizado el canato Kazajo, se confirma que el pueblo kazajo tiene una masa de las leyendas sobre el lugar de reunión de los kazajos para la división en zhuzes.

En total, la historia del sistema estatal kazajo es muy instructiva para el estudio de la psicología de los gobernadores separados, muchos de los cuales combinaban las cualidades buenas y malas de las almas que ha influido en lo sucesivo sobre la formación del carácter kazajo nacional. Sería injusto estimar a las personas de la posición del acierto en la carrera, juzgar más correctamente según las medidas de su contribución verdadera en la historia. La persona es posible privar de trabajo, pero no es posible excluir de la historia. Porque la historia es una memoria humana y la memoria es la propiedad privada, no se somete a ningún poder. Tal pasado equilibrado y la apreciación de la actividad de los gobernadores es muy importante. Es injusto la vida. Ha dado a unos mucho, a otros ha quitado aún más. Al gobernador que envejece también le parece así. No hay ya la salud anterior, la fé anterior en la suerte, y el futuro está cubierto con la niebla negra. Había un tiempo y él era fuerte. Ningún fracaso no podía salir de la silla. Y su fé no podía ser sacudida hasta por el huracán más cruel. Él no iba a inclinar ahora la cabeza, pero cada día la vida se le hacía más difícil, y más a menudo el cuerpo y la mente eran abarcados por el cansancio y la alarma. ¿Para qué la vida? Se ha cansado él mismo, se ha cansado el pueblo, que él arrastraba. Las guerras sin victorias, la carga terrible para cada uno, quien en ellos participa. Apetece a dejar. Olvidar todo sobre el pasado, negarse de la lucha por el poder. Pero no existe, nunca él no puedo hacer esto, porque hay otro camino de vuelta y para él no existe.

Kozykorpesh: Padre, es muy interesante la información sobre el problema del poder. Al final de su vida Abay, en la decepción, escribió tales palabras:" ¿Dirigir el pueblo? No, la gente es incontrolable. Damos esta carga a uno que desea conocer enfermedad incurable o a un ardiente joven con nuevo corazón." Siempre las personas soñaron que venga un gobernador perfecto y tú, en relación con este tema también escribiste las siguientes líneas en tu poema" Al- Farabi": Quiero una cosa: que nazca en Kazajistán un gran jigit, que desprecia el miedo, que desate los nudos en los corazones de nuestra caliente mente. Padre, ¿crees que es posible el nacimiento de la perfecta regla de tal estado en que seríamos todos felizes?

Ilyas: Quisiera creer, sin embargo, en la historia no encontramos ni tal gobernador, ni tal estado, al contrario, cada formación pública tiene las faltas, cada khan tenía las cualidades y las costumbres malas. Para las personas significa mucho la costumbre. Hasta para los gobernadores poderosos que tienen todo: la gloria, y el oro, y el poder sobre las personas, y aunque, a veces, comprenden que todo esto es ilusivo y pasajero, hacen por la costumbre lo que no quieren hacer. A menudo el que se enorgullecía el gobernador, en que veía el sentido de la existencia en la tierra, de repente, se iba a algún lugar y se oscurecía. Y su alma, que se ha cansado de los asuntos pasados absurdos, se hacía sorda a las alegrías y las penas del mundo. Pero él es invariable, da lo mismo vivir por la costumbre, obrar por la costumbre y hacer habitual. Para la mayoría de los gobernadores lo principal de su vida era una satisfacción de propias necesidades, que no ponían a las personas y no tenían en cuenta por ellos. ¿Qué para el gobernador la vida humana, cuando vislumbra delante el fantasma del poder sobre el mundo? Le parece que el pueblo es para esto y está creado para cumplir su disposición. Hasta fuerte por la mente, los gobernadores no podían evitar esta ceguedad del poder. Tarde o temprano lo alcanzaba. Y por esta ceguedad de los gobernadores siempre sufría y pagaba el pueblo. En realidad, los gobernadores son unos desgraciados, a ellos no les puede ser por presente justo y los amigos íntimos, a ellos no existen la vida privada, la familia, los niños, los parientes son los rehenes de los intereses estatales. Los gobernadores, los desgraciados, les son inaccesibles, a veces, las alegrías terrestres de la vida. No se agita su corazón por las alegrías simples humanas. Nos chorrea como antes por las venas la sangre que se ha enfriado. Ha muerto para siempre la última esperanza - querer. El sentido de su vida ahora consiste en uno - como es posible más largamente estar por el gobernador, dominar sobre las personas y revelar el poder. Quien aunque una vez ha bebido la bebida del poder ilimitado, nunca olvidará el dulce gusto y toda la vida tendrá sed. Sólo a veces, además de su voluntad, la vida viva, anterior invade el mundo, inventado por ellos, la tranquilidad abandona a los gobernadores, y las luchas comienzan a agitarse y arder fuego.
Acabando el tema del poder, quería decir que todo, las personas mismas sin Dios complicado construyen la sociedad perfecta, lo que se hace hoy en el mundo, aquel confirmación. Hablando sobre los gobernadores, quería expresar el deseo siguiente: que los dirigentes de hoy de los estados en el trabajo se guíen por los principios del amor y la justicia, también siempre recordaban las palabras de Konfutsiya: “¿Cuándo te corriges a ti mismo, que no vencerás en la dirección? Cuando no podrás corregirte, ¿como corregirás a otros?”

Kozykorpesh: Gracias, padre. ¡Acabando nuestra conversación milagrosa, quiero decir que no estás entre nosotros, tu imagen se queda para siempre en mi corazón! ¡Quiero una vez más confesarte que te quiero por todo el corazón, vivo por la esperanza verte pronto en el nuevo mundo! Más y más recontando tus anotaciones, todo me siento más claro, siempre más grande y comprendo más tus pensamientos. Y cerrando el libro, leo tus últimas palabras: “Llega el tiempo de morir a la persona, y no es posible ni reparar, ni devolver nada. La muerte en el corazón llega siempre en el momento menos oportuno, aunque vive cien años. Si esta cercanía de la muerte, ella revelara aquellas maldiciones, que envia a ella a la humanidad. Pero es cuánto ni ha vivido la persona, después de él siempre habrán sus sueños que no se han realizado... Por eso en la memoria del Dios y las personas, la vida de cada persona está estimada por los años vividos, y los asuntos, equilibrados por ellos”.

EPÍLOGO

Estaba sentado en el sillón y pensaba en las palabras del padre. El corazón mío estaba lleno de sentimientos extraordinarios de la felicidad de aquella comprensión que vivo en el mundo, puedo alegrarse cada día al cielo, sol, montañas, puedo pensar y crear. Habiendo vuelto a la ventana, he visto de repente la bola enorme roja y me he asombrado mucho, pero he comprendido después que es el sol, empezaba a mirar atentamente y fijo tratando comprender el misterio de esta estrella enorme que está tan lejos, pero ahora está tan próxima. Parecía que aquí pasa un poco, literalmente detrás de los árboles hay esta bola enorme. Todo lo miraba atentamente hacia el sol misterioso y próximo, que cada día vemos, pero hoy aquí está al lado. La adivinanza de la existencia, la adivinanza de la creación domiciliado completamente al lado. Parecía que aquí, aquí y para mí, se abrirá algo muy importante, puede ser, principal, que veo cada día y no puedo comprender. Y es ahora completamente al lado, puedo casi sacarlo por la mano. Estaba encantado y comprendido de repente que ello, este sol, se va por el horizonte. Enorme, la belleza increíble de la bola de fuego se iba implacable de mí. No lo quería dejar ir así, como quería comprender esta gran creación de Dios, comprender la esencia de la existencia. A mí no me abandonaba el pensamiento que ahora algo comprenderé, muy importante para mí, se abrirá el misterio majestuoso del tiempo. Pero es imperceptible aquí el sol, se ha escondido completamente detrás del horizonte, empezaba a reflexionar sobre el sentido de nuestra vida. Aquí este sol enorme cada nuestro día vivido en la tierra nos acompaña, a menudo lo notamos en absoluto, es muy lejano en algún sitio, pero con todo eso sabemos exactamente que es. Ha vivido la mayor parte de la vida, pero ¿por qué? Esto solamente hoy ha tocado tan cerca con el sol. El sol es para todas las personas en la tierra, pero, al mismo tiempo, es la única cosa inconfundible para cada uno de nosotros.

¿Por qué el sol se hizo, de repente, tan cercano y carnal? Pensaban, ¿por qué antes de eso no he visto el sol tan cerca, por qué no veo a cada hora a cada instante el sol conmigo? El tiempo vivido en un instante, como un día, todos los días vividos por mí, son parecidos uno a otro, pero, de repente, empezaba a comprender el milagro de cada día, era inconfundible porque no era en realidad ni un día parecido a otro. Los años vividos como un día, y al mismo tiempo ni un día de mi vida no eran iguales. Cada día el sol luce, de una manera diferente, para cada uno de nosotros. Todos los sentimientos se ha unido ahora en mí conjuntamente. Estos crepúsculos, el sol que se ha sentado por el horizonte, la penumbra, que me ha rodeado, me ha aparecido por aquella vida, porque vivo, por la vida, en que no es principal la comprensión en el lazo indisoluble con el universo y el tiempo, en el lazo indisoluble con el Fundador de todo que me rodea. De ello, como si no se ve y no existe, pero Él es, Él siempre ha estado a lado, este Fundador hermoso del cielo y la tierra. El fundador es como el sol que siempre está y, si quieres, puede acercarte y verte, pero puedes vivir toda la vida viéndolo , pero no ver a Dios detrás del velo de los días igualmente vividos en la agitación menuda, torpe por él mismo de los problemas inventados, siempre persiguiendo por visto, pero por las alegrías ilusorias de la vida, y no lo principal, es lo para que es necesario y tiene que vivir. Vivir cada día, ver el sol brillante, hermoso, cada día alegrarse a las sensaciones de la proximidad con el Fundador de este sol hermoso, la luna, la tierra y las estrellas. Ahora he sentido precisamente que, realmente, es posible vivir la vida como “un instante, y sin haber comprendido lo principal, y no reconocer para que la vida está puesta en los días diferentes inconfundibles completamente, pocos parecidos uno a otro, como los copos de nieve blancos y hermosos. Vivir la vida en la agitación inútil, y, muriendo, todavía teniendo prisa en hacer algo, todo el tiempo vivir por el día de la mañana, infinitamente pensando en el futuro, con inocencia creyendo que así tienes todavía muchos días delante. Los días de tu vida, realmente, pueden ser muchos, pero si te ajetrearás constantemente y si te preocuparás por el futuro, tu vida pasará como un día, y morirás, recordarás también la vida como un día, el día eterno de las agitaciones. Y si, como hoy, encontramos acompañar al sol, viviremos al día, no nos ajetrearemos, nos alegraremos y queremos al día de hoy, justamente ahora, aquellos minutos y los segundos que nos da Dios, nos sentiremos vivos por la partícula de esta existencia hermosa del Fundador, viviremos seguramente felices y no en vano. Viviremos aquella vida hermosa, inconfundible que debemos vivir seguramente, la vida es la sensación de la comprensión constante y continua de la alegría, del instante de la vida. Se hacía completamente oscuro ya, pero en mi corazón había un sol brillante, la luz viva iba de la comprensión y la comprensión de la existencia, la alegría de la concepción ha llegado de repente del sentido principal de la vida. Aunque no todo hasta el fin estaba claro para mí, he sentido el sentimiento hermoso de la comprensión muy importante en la vida, de que no comprendía antes. Me alegraba y el corazón quería cantar.


Көп оқылғандар